Tendencias

Panamá pone el foco en los impuestos en el marco de su estrategia turística

Panamá, 24 sep (EFE).- El Gobierno de Panamá busca impulsar el alicaído sector del turismo enfocándose en los impuestos e intentando llegar a un consenso con empresarios y el Parlamento para llevar adelante esta estrategia.

En los últimos meses, dos propuestas parlamentarias han planteado gravar con 25 y 5 dólares a los turistas que entren a Panamá y a pasajeros en tránsito, respectivamente.

Por su parte, el Ejecutivo intenta eliminar una tasa aplicable a las ganancias de los apostadores en casinos y juegos de mesa con el fin de atraer a jugadores extranjeros.

El administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Iván Eskildsen, reconoció este martes en declaraciones a Efe que entre el Ejecutivo y el Parlamento unicameral "había una desconexión" que ha sido zanjada con el establecimiento de una mejor línea de comunicación.

"Justamente, ya estamos coordinando porque creemos que había esa desconexión, y ahora hay una línea de comunicación más directa, por lo que ya podemos trabajar con ellos (los parlamentarios) para asegurar que sean consensuadas las propuestas" que involucren al sector turístico, declaró el ministro.

Eskildsen aseguró que "ya se va a convocar una mesa de trabajo" para valorar las propuestas de la instauración de las dos nuevas tasas a turista.

"Por suerte tenemos una buena comunicación para plantear las fortalezas y debilidades de la propuesta, y convertirla en algo provechoso para el país", añadió.

La idea de cobrar nuevos impuestos a los turistas por entrar al país o por usar sus puertos y aeropuertos ha sido rechazada por distintos gremios panameños, como el hotelero, e incluso por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés), que han coincidido en que restará competitividad a Panamá tanto en el sector turístico como al "hub aeroportuario".

El Aeropuerto Internacional de Tocumen, que sirve a la capital, está considerado como una importante centro de conexiones en la región. Recibe una media de 15 millones de viajeros al año, de los cuales casi 13 millones son pasajeros en tránsito, y tiene vuelos directos a 89 destinos.

En la búsqueda de impulsar el sector turístico panameño, el Gobierno anunció este lunes su intención de eliminar el impuesto del 5,5 % a las ganancias en mesas de juego y apuestas con el fin de atraer a apostadores extranjeros.

Una decisión que fue aplaudida por el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), Jorge Juan de la Guardia, quien considera que este arancel solo originaba perdidas al Estado.

"Este es un impuesto que el efecto neto fue una menor recaudación (...) y resta competitividad a Panamá en una industria que llena hoteles y que trae turistas, consumo e inversionistas. Esto es un ejemplo de una aplicación incorrecta de un impuesto que solo genera menos ingresos para el Estado", dijo este martes a Efe de la Guardia.

Según el presidente de CCIAP dicha tasa ha provocado la huida de jugadores internacionales que antes llegaban a Panamá, y ahora acuden a otros lugares como Las Vegas (EE.UU) donde "no cobran este tipo de impuestos".

La tasa a las ganancias en apuestas fue implementada durante el anterior gobierno de Juan Carlos Varela (2014-2019) con el fin de sufragar un aumento a los jubilados y pensionados del país.

El turismo en Panamá ha llegado a representar el 10 % del producto interior bruto (PIB) del país, pero actualmente vive momentos de crisis: la llegada de turistas disminuyó un 1,2 % en 2018 hasta los 2,4 millones personas, según datos oficiales.

El Gobierno del presidente Laurentino Cortizo, que asumió el poder el pasado 1 de julio para el período 2019-2024, ha admitido que la situación del sector turístico es "crítica", tras la pérdida de más de 40.000 empleos y una ocupación hotelera por debajo del 45 % en los últimos dos años.

Ana de León

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint