Sociedad

Roselló condiciona ley de libertad religiosa a la de "terapias de conversión"

Washington, 12 jun (EFEUSA).- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, condicionó hoy la ratificación de la ley de libertad religiosa, que fue aprobada este martes en la Cámara de Representantes, a la aprobación de la legislación de "terapias de conversión" en el Legislativo.

"O firmo ambos proyectos o no firmo ninguno", señaló Roselló a un grupo reducido de medios de comunicación, entre ellos Efe, en la Asociación Nacional de Gobernadores en Washington.

Roselló respondió así a las dudas que han surgido en las últimas horas sobre estas propuestas legislativas de Puerto Rico, especialmente después de que los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, también candidatos presidenciales demócratas, criticasen el proyecto de libertad religiosa.

"Nuestras leyes como sociedad deberían tener como objetivo terminar con la discriminación, no permitirla. El proyecto de ley aprobado en la Cámara de Representantes de Puerto Rico pondría a la comunidad LGTBQ de puertorriqueños en riesgo de ser discriminados", apuntó Sanders en su cuenta oficial de Twitter.

La comunidad LGTBQ y varias organizaciones civiles han denunciado una disposición de la propuesta de ley que permitiría a los empleados gubernamentales no atender a ciudadanos por motivos de creencia religiosa.

Pese a las críticas, Roselló consideró que la legislación, que aún debe ser autorizada por el Senado de Puerto Rico, "no permite discriminar".

De hecho, defendió que ambos proyectos son resultado del trabajo conjunto de las comunidades religiosas y del colectivo LGTBQ de los últimos meses.

La Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobó este martes el proyecto de libertad religiosa, presentado por la representante María Milafros.

Varios artistas, como el puertorriqueño Ricky Martín, han criticado esa medida ya que permite "la separación, el prejuicio, el odio y la falta de respeto a la individualidad".

El cantante consideró que el proyecto legislativo "tergiversa el derecho constitucional a no discriminar por raza, sexo o creencia, y en su lugar, justifica una protección irracional a las convicciones religiosas de los empleados del Gobierno".

Para que Roselló firme esta ley será necesario que el Legislativo también apruebe una propuesta que busca prohibir las "terapias de conversión" por parte de profesionales de la salud mental, aunque permite que ese tipo de prácticas se lleven a cabo en iglesias.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint