Sociedad

Desconocidos atacan a balazos una garita de Carabineros en el sur de Chile

Santiago de Chile, 2 ene (EFE).- Un grupo de encapuchados atacó hoy a balazos una garita de Carabineros situada en el fundo Las Tórtolas de Collipulli, en la conflictiva región sureña chilena de La Araucanía, sin que se informara oficialmente de heridos.

Según la Policía, los disparos fueron efectuados en contra de un grupo de uniformados que cumplen protección permanente en el predio por unos tipos con sus rostros cubiertos.

Tras el ataque se pidió rápidamente el apoyo de un helicóptero y también de Fuerzas Especiales de la institución de la localidad vecina de Malleco para dar con el paradero de los atacantes.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, anunció en la tarde del miércoles que el Gobierno invocará la Ley de Seguridad del Estado contra quienes cometan actos de "violencia grave", en el marco de la situación que se vive en la región de La Araucanía.

"Aquellas personas que cometan acciones de violencia grave o que inciten a este tipo de acciones en contra del orden público y la seguridad de las personas, recibirán acciones judiciales que iniciará el Gobierno invocando la Ley de Seguridad del Estado", enfatizó Chadwick en declaraciones a los periodistas en la sede de Gobierno.

Explicó que la idea de invocar este articulado tiene como fin tener una respuesta que sea más eficiente y más severa "frente a acciones que hemos visto y que no respetan la ley y ponen en riesgo la seguridad de las personas".

"Así, reafirmamos el compromiso del gobierno del presidente (Sebastián) Piñera con el orden público, con la seguridad de las personas, con el estado de derecho cualquiera sea el lugar en el país en que este se pretenda perturbar o amenazar", agregó.

Señaló que hay más de quince personas que han sido detenidas en distintos sectores por este tipo de acciones y que están a disposición de la justicia.

"Hemos ampliado y fortalecido la presencia de Carabineros y de la Policía de Investigaciones (PDI)", aseguró Chadwick.

En los últimos meses han recrudecido, especialmente los atentados incendiarios, tanto en la región de La Araucanía como en la de Biobio, donde los comuneros mapuches exigen la devolución de sus tierras, entre otros temas.

Además, en la zona se vive un clima de tensión tras la muerte del mapuche Camilo Catrillanca, el pasado 14 de noviembre, por un disparo de un carabinero.

Los lonkos (jefe de los indígenas) llamaron hace una semana a una protesta permanente hasta que se desmilitarice la zona y también llegaron hasta el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, para entregar una carta solicitando la renuncia del ministro del Interior, Andrés Chadwick, al que culpan como el máximo responsable político del asesinato de Catrillanca a manos de policías.

Camilo Catrillanca murió el 14 de noviembre de un disparo en la nuca mientras se desplazaba en un tractor, junto a un menor de 15 años, en la comunidad de Temucuicui, donde vivía, durante un operativo policial contra unos supuestos ladrones de automóviles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint