Sociedad

Desamparados marchan por el centro de Denver pidiendo "techo" y "dignidad"

Denver (CO), 15 dic (EFEUSA).- Decenas de personas desamparadas y activistas marcharon hoy hasta las escalinatas de la sede de la Alcaldía de Denver para pedir que se respete la dignidad de las "personas sin techo", así como que se reemplacen acciones policiales por "oportunidades de alojamiento".

"Ningún número de policías va a resolver los problemas que enfrentan las personas desamparadas. La mayoría de los desamparados que fueron desplazados por la policía aún siguen en las calles", indica Denver Homeless Out Loud (DHOL), una organización que ayuda a "personas sin techo".

Aunque el conflicto entre los desamparados de la capital de Colorado y la Alcaldía local es de larga data, las fricciones aumentaron el mes pasado tras una serie de operativos policiales, mayormente en el centro de la ciudad, que culminaron con el arresto de unos 100 desamparados.

En una carta enviada a DHOL esta semana, Hancock indicó que las acciones fueron necesarias para "preservar la salud, la seguridad y el nivel sanitario de los vecindarios, parques y otros espacios públicos".

Desde septiembre de 2017 hasta la fecha se han realizado unos 50 operativos policiales en Denver que derivaron en arrestos o el desalojo de desamparados y con incautación de sus pertenencias, según DHOL.

"Mientras la ciudad siga gastando fondos públicos en operativos contra los desamparados en vez de viviendas, los desamparados nunca dejarán de serlo", dijo a Efe un portavoz de esta organización, que prefirió no identificarse por tener un proceso pendiente contra Denver.

Según DHOL, el costo de los operativos policiales equivale a los de unas 50 viviendas pequeñas en las que cabrían hasta unos 100 desamparados, una mínima fracción de los estimados 6.000 "sin techo" que habitan en las calles de Denver pero "un paso en la dirección correcta para aquellos que se están congelando en el frío y cuyas vidas corren peligro".

Los manifestantes pidieron que Denver adopte ordenanzas como las implementadas en Seattle (Washington), donde a los desamparados se les permite vivir en carpas o en sus propios vehículos en lugares asignados, o en Indianápolis (Indiana), ciudad en la que se les ofrece vivienda antes de proceder a un desalojo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint