Sociedad

Rousseff alerta sobre la "inmensa" desvalorización global de la política

Sao Paulo, 11 dic (EFE).- La expresidenta brasileña Dilma Rousseff (2011-2016) alertó hoy en Sao Paulo sobre la "inmensa" desvalorización de la política a nivel global e instó a los movimientos y partidos progresistas a ocupar los nuevos espacios creados a partir de las redes sociales.

La exmandataria consideró que "hay un problema serio en relación a la democracia liberal" vinculado con el "proceso brutal de concentración de renta", el incremento de la "extrema de desigualdad" y con la falta de respuestas para estos desafíos.

A partir de esa "incapacidad" para responder las demandas de la población, "surge una cuestión que es internacional, que es la desvarolización de la política, de inmensa desvalorización de la política", señaló Rousseff en un simposio en la capital paulista.

La expresidenta participó hoy en la segunda jornada de la Conferencia Internacional en Defensa de la Democracia organizada por la Fundación Perseu Abramo, vinculada al Partido de los Trabajadores (PT), formación que lidera desde prisión el exgobernante Luiz Inácio Lula da Silva, condenado por corrupción, y a la que Rousseff pertenece.

En su opinión, "las finanzas pasaron a tener una preponderancia en la economía" que llevó a una "reducción dramática" de las propias inversiones productivas y a una precarización del empleo que perjudicó a los trabajadores y a los pequeños agricultores.

"Cuando los gobiernos no son capaces de atender las demandas sociales, se vuelven progresivamente, no de forma, vamos a decir así, explícita, pero hacen con que una parte de la política se vuelva irrelevante para las personas", analizó.

"Las personas identifican en la incapacidad de la política para atenderles, un deterioro de la misma", completó.

Para ello, puso como ejemplo la huelga de los camioneros que tuvo lugar en Brasil en mayo pasado o las protestas de los denominados "chalecos amarillos" en Francia en relación a la política de combustibles.

Estos movimientos de protesta, expresa Rousseff, "se extrapolan, se transforman y se vuelven muchas veces" contrarios a la política.

En este sentido, la exgobernante, destituida en 2016 por el Congreso por irregularidades fiscales, instó a los partidos progresistas a ocupar nuevos espacios, como los creados a partir del surgimiento de las redes sociales.

Rousseff señaló que estas redes tienen que servir para "expandir" el proceso democrático e instó a los partidos progresistas a usarlas para interactuar con la sociedad.

"El uso de las redes sociales en los movimientos políticos sociales ha venido para quedarse, o lo encaramos o seremos burócratas", concluyó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin