Sociedad

Decenas de estrellas instan al activismo en el macroconcierto Global Citizen

Nueva York, 29 sep (EFE).- Decenas de estrellas del espectáculo, desde las cantantes Janelle Monáe y Janet Jackson hasta los actores Hugh Jackman o Robert de Niro, instaron hoy al joven público del macroconcierto Global Citizen, en Nueva York, a contribuir mediante su activismo a un mundo más justo y sostenible.

El festival se celebra desde 2012 en el marco de la Asamblea General de la ONU y este año reunió en Central Park a unas 60.000 personas que, para conseguir una entrada, tuvieron que superar varios retos en una aplicación móvil, como tuitear o enviar mensajes a líderes mundiales para que cumplan la Agenda 2030.

La cantante Janelle Monáe inauguró las siete horas de música con éxitos como "Tightrope", que dedicó a las víctimas de agresión sexual y, en concreto, a las mujeres que han denunciado estos días y hace casi 30 años sus casos en el Congreso de Estados Unidos: Christine Blasey Ford, el pasado jueves, y Anita Hill, en 1991.

La igualdad de género fue uno de los temas recurrentes de hoy entre los artistas, pero también la pobreza extrema, cuya erradicación es uno de los objetivos que persigue Global Citizen, tal y como recordó el actor Hugh Jackman, maestro de ceremonias.

Jackman destacó que el festival refleja un "fenómeno global, el de los ciudadanos que dan un paso adelante para decir cuándo las cosas no están bien", y recordó que uno de ellos fue el Nobel de la Paz nacido hace ahora un siglo y ya fallecido, Nelson Mandela.

Rindieron homenaje a "Madiba", llamando a "seguir sus pasos" y a continuar con su legado, su nieto Kweku Mandela y Martin Luther King III, hijo del líder afroamericano.

También se repitieron las llamadas al voto, con diferentes argumentos: mientras que el actor Robert de Niro apostilló que así es como se "contrata y despide" a líderes, la cantante Cardi B lamentó haber pensado que cierta persona "no iba a ganar" las elecciones, en referencia al presidente Donald Trump.

La rapera, una de las más esperadas sobre el escenario, hizo vibrar a un público entregado con "hits" como "I like it" o el que le dio la fama, "Bodak Yellow", y ante miles de pantallas de móvil que la grababan pidió que se dedique atención "a los países que no están recibiendo ayuda".

Tras su actuación, un incidente obligó a intervenir a las autoridades, ya que el ruido de una valla al caer hizo pensar a algunos asistentes que había disparos, según relató la jefa de policía Kaithleen O'Reilly. La estampida dejó siete heridos leves, según la cadena NBC, que citó al director del festival, Hugh Evans.

Con cierto retraso prosiguió el espectáculo de la mano de la estrella del pop Janet Jackson, quien tras una intensa puesta en escena, a sus 52 años, se declaró "furiosa" por el "doble rasero" que sitúa a las mujeres como "ciudadanas de segunda clase".

Shawn Mendes desató la locura entre las adolescentes e invitó a cantar con él a John Legend, otro de los artistas más queridos de la jornada, mientras que The Weeknd cerró el festival ante un público que se mantuvo en pie y animado hasta entrada la noche.

Los mensajes de concienciación tuvieron un fuerte componente político y por Global Citizen pasaron ministros de Noruega, Irlanda o Gambia; la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, o el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Entre todos, reivindicaron la escolarización de las niñas, el derecho a la salud reproductiva y el acceso a métodos de contracepción, el fin del encarcelamiento masivo y el sistema de fianzas en efectivo en EE.UU., o la reducción del uso del plástico para paliar la contaminación de los océanos.

Sorprendió la aparición del senador republicano Jeff Flake, que ayer se convirtió en noticia al reclamar, rompiendo la postura de su partido, que el FBI investigue las acusaciones de abusos sexuales contra el nominado del presidente Donald Trump para el Tribunal Supremo estadounidense, Brett Kavanaugh.

Flake también reclamó igualdad de género y, en referencia a unas imágenes televisadas en las que víctimas de agresión sexual le recriminaban en un ascensor que fuera a confirmar a Kavanaugh, bromeó: "Siéntanse libres de venir conmigo a ese ascensor cuando quieran".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin