Sociedad

La marcha del Orgullo Gay en Quito reivindica la diversidad y los nuevos retos LGTBI

Quito, 30 jun (EFE).- Colectivos LGTBI celebraron hoy en Quito una marcha del Orgullo Gay en la que reivindicaron la diversidad y nuevos retos aún por alcanzar, 20 años después de que se despenalizara la homosexualidad en el país andino.

El Parque de la Alameda de la capital ecuatoriana fue el punto de partida de la marcha, que aglutinó a más de tres mil personas, entre las que se contaban numerosos extranjeros, y que recorrió posteriormente varias calles hasta desembocar en el Parque Cumandá.

Una enorme bandera del arcoíris portada a ambos lados por los participantes abrió el recorrido, que estuvo acompasado por el ritmo de tambores y el colorido que imprimieron a la ocasión globos e insignias del Orgullo Gay, algunas empleadas como capa.

Otras dos banderas similares siguieron a la comitiva principal, una de ellas llevada en volandas por un grupo de jóvenes, que al grito de "uno, dos, tres", echaban a correr enérgicamente a lo largo del itinerario.

"Soy mujer, pero no quiero ser mama", "No quiero morir por ser trans" o "Somos divers@s, visibles y orgullosos", eran algunas de las pancartas de la marcha, en la que no faltaron las llamativas drag queen, sombreros de lentejuelas, bufandas de plumas o camisetas con la leyenda "Love is love".

Media docena de jóvenes disfrazados de egipcios marcharon sobre una camioneta, acompañada en diferentes momentos del recorrido por tres "chivas", camionetas convertidas en carrozas musicales.

El evento también promovió la solidaridad y crítica social, con una muestra de apoyo a colectivos vulnerables con un cartel que rezaba: "Apoyando la diversidad y promoviendo derechos e inclusión #ConLosRefugiados LGTBI".

Cris Ashler, una drag queen que se considera "una bruja, elfo-demonio", afirma que "este año, el lema de la convocatoria ha sido recordar a los caídos. Hace 20 años la homosexualidad era penalizada en el Ecuador y este año celebramos eso".

Otra drag, tocada con un sombrero de plumas multicolores, hizo su particular reclamo, con algunos eslóganes sobre grandes círculos que salían de su particular traje, en los que se podía leer "iglesia cerrada", "falta justicia", o "corrupción".

"Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir. Porque la homofobia se tiene que morir", corearon al unísono durante la marcha.

Para Mar Mera, coordinadora del colectivo LGTBI "Somos diversos" de la ciudad de Ibarra, refiere a Efe que las reclamaciones pasan por acciones concretas por parte del Gobierno: "Necesitamos la política pública, no necesitamos ni borradores ni propuestas".

La presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGTBI, Diane Rodríguez, la primera trans en ser elegida diputada en Ecuador en 2017, enumeró a Efe algunas de las principales demandas del colectivo.

"En este momento exigimos al Gobierno el matrimonio homosexual. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha hecho una sugerencia a los estados y Ecuador es firmante, por lo que debería ajustarse y reconocerlo, así como la adopción", subrayó.

Pese diferentes hitos alcanzados desde 1997, cuando se abolió un código penal que penalizaba la homosexualidad con hasta 8 años de prisión, cree necesaria una nueva legislación "que pueda garantizar los derechos a que no sean discriminados, maltratados o excluidos".

Recordó que la tramitación de la actual ley orgánica integral contra la violencia de género excluyó finalmente un apartado que mencionaba la orientación diversa, razón por la que considera que el colectivo quedó desamparado y necesita "una ley específica contra la violencia para nuestras poblaciones".

En el terreno laboral, Rodríguez indicó que el Ministerio de Trabajo cuenta con un programa para grupos vulnerables, que a su juicio, debería incluir una categoría LGTBI.

Pide en el ámbito de la salud pública protocolos sobre hormonización trans, para evitar prácticas de riesgo como colocación de implantes mamarios lesivos, y en educación, contra el acoso a escolares, "para que puedan vestir acorde a su identidad de género" y una política pública sobre niñez y adolescencia trans.

El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, junto con la Vicepresidencia de la República, anunció esta semana la próxima emisión de un decreto presidencial que garantice los derechos de las personas de orientación sexual, identidad de género y cuerpos diversos.

Juan Francisco Chávez y Daniela Brik

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin