Sociedad

Una ONG denuncia agresiones por orientación sexual en la campaña política de Costa Rica

San José, 21 feb (EFE).- La organización Frente por los Derechos Igualitarios (FDI) denunció hoy que durante la campaña política de Costa Rica, que ha estado marcada por el tema de los derechos de la población sexualmente diversa, han aumentado las denuncias por agresiones por orientación sexual.

"Hemos recolectado denuncias por violencia y discriminación. Hay gran cantidad de casos, tenemos reportados 26 casos de personas que han recibido agresiones físicas y verbales o intentos de agresiones", dijo a Efe la portavoz del FDI, Michelle Jones.

La organización contabiliza 5 agresiones físicas y el resto verbales que incluyen hasta amenazas de muerte.

Antes del proceso electoral, el FDI, que aglutina organizaciones y activistas defensores de derechos humanos, recibía pocas denuncias.

"Esto nos genera un sentimiento de preocupación por la seguridad de los ciudadanos. Todos tenemos derecho a vivir sin ser violentados. Pedimos al Estado que tome medidas de protección", declaró Jones.

La activista explicó, sin señalar a nadie directamente, que "algunos líderes políticos y sociales no están ayudando para que exista menos discriminación".

"Ellos deben tener cuidado con sus discursos porque queremos un país con derechos para todas las personas, donde no ocurran agresiones por orientación sexual e identidad de género", expresó Jones.

La primera vuelta electoral del pasado 4 de febrero fue ganada por el predicador evangélico del conservador Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, cuyo apoyo ascendió súbitamente tras oponerse a una opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos favorable al matrimonio igualitario y a la identidad de género en Costa Rica.

Gran parte de la campaña rumbo a la primera ronda y también para la segunda del 1 de abril ha girado en torno a este tema, pues Fabricio Alvarado prometió desconocer el pronunciamiento de la Corte e incluso sacar a Costa Rica del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

El candidato ha dicho que se opone al matrimonio homosexual y a los programas de educación sexual en los colegios porque defiende la familia tradicional y los "valores y principios de la sociedad costarricense".

En la segunda vuelta, Fabricio Alvarado se enfrentará al candidato del oficialista Partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, un periodista y politólogo que se define como "centro progresista".

Carlos Alvarado continúa con la línea del actual Gobierno de reconocer derechos para la población sexualmente diversa y está a favor del matrimonio igualitario.

El que gane la segunda ronda gobernará Costa Rica en el periodo 2018-2022, en sustitución de Luis Guillermo Solís.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint