Sociedad

El presidente hondureño inaugura conferencia sobre migración infantil

Tegucigalpa, 16 jul (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, inauguró hoy en Tegucigalpa una conferencia internacional sobre el problema de los niños centroamericanos que viajan solos a Estados Unidos, afirmando que los países no pueden enfrentar la crisis humanitaria de manera individual.

"No se puede enfrentar de manera individual, eso es imposible (...), hay que hacerlo en conjunto, unidos todos los países, porque requiere enfrentar y derrotar al crimen organizado, reducir los niveles de corrupción en el Estado, desarrollar el nivel de producción y la disminución de las desigualdades", dijo Hernández en su discurso de inauguración.

Destacó que para resolver la migración infantil es necesario "ir a la raíz del problema; con parches no vamos a solucionar nada, hay que aceptar la responsabilidad compartida de todos los países".

Agregó que no se puede ignorar que "el drama que adquiere el fenómeno de la migración, especialmente en niños y jóvenes, exige una nueva forma de abordarla. Es un fenómeno colectivo que viaja por la desesperación y la desesperanza".

Según Hernández, entre julio de 2013 y julio de 2014 el ingreso de niños y jóvenes centroamericanos sin compañía a Estados Unidos se incrementó en 1.600 %.

Las bandas de traficantes de personas conocidas como "coyotes" han "sido notoriamente más efectivas que los gobiernos en brindar la información correcta de lo que ocurre al migrar de manera ilegal", añadió.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, por su parte, dijo que la migración infantil debe considerarse y abordarse como "una crisis regional que incluye a varios países", que deben "buscar que los menores que participan en el mismo reciban el debido proceso".

Agregó que "el endurecimiento de la situación migratoria y la tendencia a tratar el tema como un problema de seguridad nacional", son aspectos que también deben analizarse de manera conjunta por los países vinculados a la crisis humanitaria.

Insulza subrayó que la migración debe ser vista como una "situación  migratoria urgente", y resaltó que ningún ser humano debe ser considerado ilegal, por cuanto tiene derecho a movilizarse y a pedir asilo, así como la existente preocupación porque se aborde el tema desde la perspectiva de los Derechos Humanos.

El secretario de la OEA reconoció "los esfuerzos" del Gobierno de Hernández por abordar la crisis de "manera conjunta y buscar una estrategia para reducirla".

En el evento, que concluye mañana, participan más de 200 delegados de Centroamérica, México y Estados Unidos, representantes de la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin