Sociedad

Comienza el primer juicio en Argentina contra jueces de la dictadura militar

Buenos Aires, 17 feb (EFE).- La Justicia argentina sentó hoy por primera vez en el banquillo a magistrados que ejercieron durante la última dictadura (1976-1983), en un caso por complicidad en crímenes de lesa humanidad cometidos en la provincia de Mendoza (oeste), informaron fuentes judiciales.

En el proceso que dio comienzo hoy, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de Mendoza (unos 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires) juzgará a 40 imputados, entre ellos cinco exjueces federales acusados de participar del entramado del terrorismo de Estado y ser cómplices de torturas y desapariciones.

Los exmagistrados Gabriel Guzzo, Rolando Carrizo, Guillermo Petra y Luis Miret, serán juzgados por facilitar el plan de persecución política de las Fuerzas Armadas desde el estamento civil al no investigar cientos de denuncias de detenciones y desapariciones presentadas ante ellos.

También será juzgado el exmagistrado Otilio Romano, quien fue extraditado desde Chile en 2012, donde había huido meses antes tras conocerse su destitución de la judicatura argentina y su enjuiciamiento por complicidad en 103 casos de represión ilegal durante la dictadura.

Organizaciones de derechos humanos habían denunciado también que los implicados, al haber ocupado sus magistraturas hasta hace poco, frenaron ya en democracia el inicio de los juicios, según la agencia oficial Télam.

Otros 36 imputados -entre exmilitares, expolicías y exagentes penitenciarios- serán juzgados también en el mismo proceso.

El tribunal abordará, entre otros, los crímenes cometidos en el "Centro de Operaciones D2", donde varias mujeres denunciaron brutales violaciones que se estudiarán como delito de entidad propia, al margen de las torturas.

Está previsto que declaren ante el tribunal un total de 660 testigos.

Unas 30.000 personas desaparecieron en Argentina durante el último régimen militar, según organizaciones humanitarias.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin