Sociedad

Extinguen una medida para reducir la violencia policial tras la muerte de una niña en Río

Río de Janeiro, 24 sep (EFE).- El gobernador del estado brasileño de Río de Janeiro, Wilson Witzel, extinguió este martes una medida que buscaba incentivar la reducción de la violencia de la Policía en medio de la intensa polémica generada por la muerte de una niña en una operación policial en una favela el viernes pasado.

Witzel, que la víspera defendió su política de seguridad pública de mano dura contra los criminales en las favelas pese a las protestas generadas por la muerte de la niña de 8 años alcanzada por la bala de un fusil en una operación de uniformados, publicó este martes en el Diario Oficial, sin mayores explicaciones, un decreto que extingue una medida destinada a reducir la violencia policial.

El decreto altera una ley de 2009 que ofrece compensaciones financieras en sus salarios a los policías como premio por la reducción de diferentes estadísticas criminales, para excluir de la medida la norma que incentivaba a los uniformados que se esforzasen por reducir el número de civiles muertos en operaciones policiales.

En consecuencia, los diferentes cuarteles de Policía podrán recibir los incentivos salariales si reducen indicadores criminales como número de homicidios o de robos sin importar si en sus áreas de actuación aumenta el número de civiles muertos en operaciones policiales.

De acuerdo con organizaciones de defensa de los derechos humanos, en la práctica el gobernador puso fin a una medida que incentivaba a los policías a reducir su poder letal en las operaciones contra el crimen.

"Se trata de una alteración de la ley preocupante, aún más en un contexto en que la gobernación deja claro que va a tolerar las muertes provocadas por los policías", afirmó el sociólogo Pablo Nunes, investigador de la Universidad Cándido Mendes.

El número de civiles muertos en operaciones policiales ha crecido gradualmente en los últimos cinco años, hasta el récord de 1.249 entre enero y agosto de 2018, con un crecimiento del 16 % frente al registrado en el mismo período del año pasado, cuando la cifra ya era histórica (1.075), según estadísticas de la propia gobernación.

Las organizaciones de defensa de los derechos humanos acusaron a Witzel ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) de promover la violencia por las reiteradas declaraciones en las que defendió el uso de francotiradores y de disparos desde helicópteros en las operaciones policiales en las favelas de Río, así como las muertes de personas portando armas sin importar si las estaban disparando o no.

Witzel, un exjuez y exfusilero naval defensor de una política de combate directo al crimen en las favelas, calificó la muerte de la menor de 8 años, impactada por una bala en la espalda cuando regresaba a su casa en la noche del viernes, como un hecho "aislado y lamentable" que no puede poner en jaque una política de seguridad que considera exitosa y que, agregó, ha reducido en un 21 % el número de muertes este año en la ciudad más emblemática de Brasil.

Los defensores de derechos humanos aseguran que la muerte de la niña Agatha Félix no puede ser considerada un hecho aislado ya que al menos cinco menores de edad figuran en la lista de 1.249 civiles muertos en operaciones policiales en Río de Janeiro desde que Witzel asumió su mandato, el 1 de enero pasado.

El hecho ocurrió cuando la menor estaba en el interior de un vehículo en el Complejo de Alemao, un conjunto de favelas en la zona norte de Río que se ha convertido en una de las áreas más conflictivas de la ciudad por los constantes enfrentamientos entre narcotraficantes y policías.

Las autoridades alegan que los policías dispararon en respuesta a un ataque de pistoleros escondidos en la barriada.

"El Alemao es una región muy conflictiva. Infelizmente (los narcotraficantes) actúan sin pudor ni ningún sentimiento por la vida ajena y provocan a la Policía con sus disparos. La Policía siempre actuó en legítima defensa de la sociedad", afirmó el gobernador.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint