Salud

Brasil moviliza a sus Fuerzas Armadas para luchar contra el virus del Zika

Sao Paulo, 27 ene (EFE).- El Gobierno de Brasil convocó hoy a las Fuerzas Armadas para combatir al Aedes aegypti, el mosquito transmisor del zika, un virus que ha encendido las alarmas en el país al comprobarse la relación con el aumento de casos de microcefalia en recién nacidos.

El ministerio de Defensa de Brasil movilizará a partir del próximo 13 de febrero a 220.000 hombres y mujeres, el 60 % de los integrantes de las Fuerzas Armadas, para participar en una campaña de información contra el mosquito en alrededor de 300 ciudades del país.

Según explicó el ministro de Defensa, Aldo Rebelo, participarán un total de 160.000 agentes del Ejército, 30.000 de la Marina y 30.000 de la Aeronáutica, quienes repartirán panfletos orientativos en las casas de los brasileños.

El Gobierno también convocará a 50.000 militares entre el 15 y el 18 de febrero, quienes orientarán a los vecinos y aplicarán larvicidas e insecticidas en los criadores cuando consideren necesario.

"Actuaremos durante cuatro días en una gran acción y después de eso actuaremos esporádicamente según las necesidades, dependiendo de cada alcaldía y de nuestra disponibilidad", subrayó el almirante Ademir Sobrinho.

Rebelo enfatizó en que las acciones de las Fuerzas Armadas "auxilian" la actividad del ministerio de Salud, que hoy confirmó 4.180 casos sospechosos de microcefalia en el país, lo que supone un aumento del 7 % respecto de los datos divulgados la pasada semana.

Rebelo también informó que todas las instancias de las Fuerzas Armadas serán revisadas para eliminar posibles criaderos del mosquito e instó al Ejecutivo a realizar lo propio en sus dependencias.

El Ejército brasileño ya actúa en varios estados brasileños para combatir el Aedes aegypti, un mosquito que pone los huevos en aguas limpias y estancadas y que ha obligado a declarar el estado de emergencia en el país por el aumento de los casos de zika.

De los 4.180 casos sospechosos de microcefalia en el país, en 270 ya fue confirmada dicha malformación congénita y en seis de ellos hubo una relación con el zika, un virus que ha puesto en jaque a las autoridades sanitarias de Latinoamérica.

La región noreste de Brasil concentra el 86 % de los casos sospechosos de zika y solo en el estado de Pernambuco son investigados 1.125.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, hasta el momento, 22 de los 27 estados brasileños están con circulación autóctona del zika y 23 países en todo el mundo han registrado presencia de este virus. EFE

ass-ic/rso/nrp

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin