Politica

Director del Instituto Cervantes de Nueva York llama a defensa del español

Cambridge (EEUU), 16 may (EFE).- El director del Instituto Cervantes en Nueva York y coordinador en EE.UU., Ignacio Olmos, llamó este jueves a articular una alianza entre España y los países latinoamericanos en defensa de la lengua española, sobre todo ante tendencias "regresivas" impulsadas desde la "retórica populista" de Donald Trump.

En una conferencia en el Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard, Olmos, con una larga trayectoria en Estados Unidos, constató en primer lugar el "crecimiento exponencial" del español en EE.UU. empujado por la creciente inmigración hispana.

Conciso en su disertación, Olmos recordó algunos datos en un "país-continente" de más de 300 millones de personas: el español es la segunda lengua en EE.UU. con 48,6 millones de hablantes, uno de cada seis residentes es hispano, uno de cada cinco niños en colegios públicos es hispano, uno de cada cuatro recién nacidos es hispano y, si en 2012 votaron 11 millones de hispanos, en 2030 podrían llegar a hacerlo 40 millones.

"El momento dulce de la lengua española en EE.UU. ha permitido proyecciones de futuro como que los hispanos, consolidada ya definitivamente su condición de primera minoría del país (por encima de los afroamericanos y cualquier otra comunidad), podrían pasar hacia mediados de este siglo del 18 % actual a un 29 % (casi un tercio) y convertir EE.UU. en el primer país hispanohablante del mundo, por delante de México", argumentó.

Pero fiel a su formación de economista, Olmos alertó también con datos los "riesgos" del español en EE.UU.: entre 2006 y 2015 el porcentaje de los hispanos que hablan español en sus casas disminuyó del 78 % al 73 %, los niños que hablan "muy bien inglés" o "sólo inglés" ha pasado del 73 % al 88%, y el 65% de los latinos ya nacen en EE.UU. frente al 59 % en 2000, lo que hace que se sientan en principio cada vez menos inclinados a hablar español en sus hogares.

Además, se ha extendido en ciertos sectores angloparlantes, según Olmos, "el miedo a que el español no sólo siga creciendo, sino que pudiera llegar a desplazar completamente al inglés. Un miedo carente de fundamento que ha permitido articular un discurso populista en la Administración Trump retomando las viejas campañas del 'English Only'".

Todo esto "ha hecho pensar a algunos que la idea tradicional de que EE.UU. ha sido siempre la 'tumba' de todas las lenguas extranjeras, podría, a la larga y en contra de lo que se venía pensando, no ser una excepción tampoco en el caso del español", advirtió Olmos.

En este contexto, en el que sería un "error confundir hispanos con hispanohablantes", Olmos cree que las opciones de la administración española para consolidar la presencia del español en EE.UU. pasan por cinco puntos.

En primer lugar, aprovechar la apuesta de estados como Nueva York por colegios públicos bilingües en aras de construir una sociedad bicultural y bilingüe"; dotar de más profesores para el aprendizaje del idioma en las escuelas y una alianza con México para "colegios duales o bilingües"; y establecer una política común con los países latinoamericanos para promocionar el español entre las comunidades latinas.

Olmos también apuesta por una ampliación de la red de centros del Instituto Cervantes con aperturas en Washington, Miami, Los Ángeles, San Francisco, Dallas, Houston y Canadá; y una "defensa del legado español como una de las cuatro raíces auténticas de la república norteamericana", junto con la anglosajona, la afroamericana y la de los indios nativos.

"Aún estamos a tiempo de aprovechar esta gran ventana de oportunidad para el español", alentó Olmos, que recordó que las acciones que propone requieren de inversión pública.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint