Politica

Autoridades no localiza a familiares de 12 menores separados en la frontera

Washington, 2 may (EFEUSA).- El secretario en funciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan, reconoció hoy que todavía queda "en torno a una docena" de menores inmigrantes que no han sido reunidos con sus familiares tras haber sido separados en la frontera.

"Se trata de en torno a una docena (de menores) cuyos padres aún no han sido localizados", declaró McAleenan durante una audiencia celebrada este jueves en el Senado.

Ante la insistencia de la legisladora demócrata Jeanne Shahenn, el funcionario subrayó que se trata de un número "muy pequeño" de casos y apuntó que los tribunales conocen esta cifra.

Cerca de 3.000 menores fueron separados de sus padres el año pasado durante las cerca de seis semanas que estuvo vigente la política de "tolerancia cero" implantada por la Casa Blanca, que ordenaba la separación de los menores que entraban irregularmente en el país junto con sus familiares a través de la frontera con México.

Esta medida fue finalmente suspendida por orden del juez federal Dana Sabraw que bloqueó las separaciones de familias inmigrantes en la frontera y ordenó al Gobierno que reuniera con sus padres a unos 2.800 menores que hasta ese entonces se habían calculado como afectados por esa política.

La Administración llegó a reconocer en ese momento que desconocía el paradero de muchos parientes de estos menores, lo que llevó a Sabraw a dar a las autoridades un plazo de seis meses para reunificar a estas familias.

El Gobierno nunca llegó a cumplir ese plazo, tal y como quedó patente durante el testimonio ofrecido por McAleenan este jueves.

El funcionario advirtió, además, de que no todos los menores serán finalmente entregados a sus familiares "por decisión de los padres o por su propia seguridad".

McAleenan sostuvo que esa situación en la frontera se debió a unas "circunstancias extremadamente extraordinarias", que no obstante, indicó, no parecen haber mejorado en los últimos meses.

"En marzo, la CBP aprehendió a más de 130.000 migrantes cruzando la frontera de forma irregular, la mayor cifra en más de una década (...) Expresado de manera simple, nuestro sistema está lleno y la situación supera nuestra capacidad", dijo McAleenan.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint