Politica

México pide a Gobierno y oposición de Venezuela respetar los derechos humanos

México, 2 may (EFE).- El Ejecutivo de México instó este jueves tanto al Gobierno como a la oposición de Venezuela a "respetar cabalmente" los derechos humanos, tras los actos de "violencia" ocurridos esta semana.

"México reitera su preocupación por los eventos de violencia que acontecieron en Venezuela estos últimos días y exhorta a ambas partes a respetar cabalmente los derechos humanos", según un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

La Cancillería recordó que México actúa bajo los principios constitucionales de "la no intervención, la solución pacífica de controversias, la prescripción del uso de la fuerza y el respeto, promoción y protección de los derechos humanos".

Manifestó su deseo de que se encuentre una "solución democrática" a la crisis política que atraviesa ese país.

"A la luz de la intensificación de las tensiones en Venezuela, el Gobierno de México subraya nuevamente la importancia de la vía del diálogo y la diplomacia para encontrar una solución pacífica", señaló la nota.

Además, el gabinete mexicano reiteró su "disposición para poner en marcha el Mecanismo de Montevideo", creado en febrero e integrado por países de Latinoamérica y Europa para lograr la paz en Venezuela.

En un breve mensaje difundido en la red social Twitter, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, apuntó: "Seguimos muy de cerca la situación en Venezuela".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió este jueves a los militares desarmar a los traidores y golpistas 48 horas después de un efímero levantamiento que estuvo encabezado por el líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

Guaidó juró en enero pasado como presidente interino de Venezuela y ha sido reconocido por más de 50 países, al considerar que el segundo mandato de Maduro es ilegítimo por haber obtenido la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos.

Tras la proclamación de Guaidó, el Gobierno mexicano se desmarcó de la mayoría de países americanos y apostó por una posición neutral ante la crisis venezolana, pidiendo una solución política al conflicto.

En la práctica, esto implicó mantener el reconocimiento de Nicolás Maduro al frente de Venezuela.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint