Politica

Gobierno asegura que no formó parte de las negociaciones para sacar a Maduro

Washington, 30 abr (EFEUSA).- El enviado especial para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró hoy que su Gobierno no formó parte de las negociaciones entre miembros de la oposición venezolana y el ministro de Defensa Vladímir Padrino para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

"EE.UU. no fue parte de esas negociaciones, las negociaciones eran entre venezolanos", dijo Abrams a un grupo de periodista en el Departamento de Estado, entre ellos Efe.

Abrams y John Bolton, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, afirmaron hoy que Padrino está en contra de Maduro y ha estado negociando con la oposición.

"En el último mes o dos, ha habido unas interesantes negociaciones entre venezolanos, dentro del régimen y fuera sobre el retorno a la Constitución", explicó Abrams.

El diplomático señaló que, en esas conversaciones, participaron Padrino, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, y el Comandante de la Guardia de Honor Presidencial y director General de Contrainteligencia Militar, Iván Rafael Hernández Dala.

Según Abrams, los tres se habían comprometido a jurar lealtad a Guaidó y "restaurar la democracia", pero hoy decidieron "no seguir adelante con los compromisos que habían hecho".

"Pero -añadió Abrams-, veremos qué pasa durante el resto del día, como podéis ver en las pantallas de televisión, las cosas están lejos de estar resueltas".

Como parte de las negociaciones, se había acordado que Padrino, Moreno y Hernández Dala mantendrían su puesto una vez que Guaidó se hiciera con el poder, detalló Abrams.

"El acuerdo era que iban a retener sus posiciones. Pero creo que lo importante es saber que esto no era algo repentino. Es parte de un largo proceso, de intentar restaurar la Constitución y de unas manifestaciones pacíficas lideradas por Juan Guaidó y unas negociaciones", subrayó.

Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y reconocido como presidente de Venezuela por 54 países, había convocado una gran marcha para mañana 1 de mayo, en el Día Internacional de los Trabajadores, para pedir el "cese definitivo de la usurpación", como la denomina, del poder por Maduro.

Pero, esta madrugada, Guaidó anunció en un vídeo grabado en los alrededores de la base aérea de La Carlota, en la zona este de Caracas, que "la familia militar" había decidido unirse al movimiento que persigue la salida de Maduro y la convocatoria a unas nuevas elecciones "democráticas y libres".

Abrams reveló que el país no sabía que Guaidó y el líder opositor Leopoldo López iban a tomar esa iniciativa.

Explicó, además, que ha "intercambiado mensajes" con Guaidó y que, en esos intercambios, ha percibido que el jefe del Parlamento se encuentra "alegre" y "determinado".

El Gobierno fue el primero del mundo en reconocer como presidente a Guaidó, quien el 23 de enero invocó unos artículos de la Constitución para reclamar que como presidente de la Asamblea Nacional podía declararse jefe de Estado ante lo que considera la "usurpación" de Maduro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint