Politica

Enviados de Guaidó pronto comenzarán a prestar servicios consulares en país

Washington, 15 abr (EFEUSA).- Los representantes en el país del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente de Venezuela por 54 países, comenzarán en los próximos días a prestar servicios consulares a través de una página web, dijo a Efe el exalcalde Gustavo Marcano.

Marcano, el "número dos" de la delegación de Guaidó en el país, explicó que pronto se inaugurará la página web de la "embajada" de Venezuela y, en ese portal, habrá unos formularios que los venezolanos podrán rellenar con sus datos y que funcionarán como "registro consular".

"Con esto, vamos a levantar un diagnóstico claro de las necesidades de los venezolanos y, evidentemente, identificar quiénes son, dónde están, cuáles son sus problemas. Y, en función de eso, podremos empezar progresivamente a dar respuestas y establecer canales formales de comunicación con ellos", aseveró Marcano.

Según Naciones Unidas, actualmente hay 3,4 millones de venezolanos refugiados y migrantes en el mundo, de los que 2,7 millones se encuentran en Latinoamérica.

En los últimos cuatro años, más de 74.000 venezolanos han pedido asilo en EE.UU., país donde viven unos 300.000 nacionales de Venezuela, de acuerdo con la ONU y datos del censo.

Debido a la magnitud de esa migración, otra de las prioridades de los enviados de Guaidó es negociar con el Congreso y el Gobierno de Donald Trump diferentes vías para ayudar a los venezolanos que han llegado en los últimos años a territorio nacional, detalló Marcano.

En concreto, la delegación venezolana está trabajando para ofrecer a todos los venezolanos una identificación consular o hacer que el Ejecutivo de Trump acepte los pasaportes vencidos.

En una entrevista con Efe en marzo, Carlos Vecchio, el máximo representante en el país de Guaidó, explicó que él mismo había conversado con las autoridades para que acepten los pasaportes vencidos que tienen un visado.

El argumento de Vecchio es que Washington conoce el expediente de aquellos venezolanos a los que concedió un visado, por lo que puede permitirles vivir en el país con la seguridad de que no supondrán un peligro.

Miles de venezolanos en el exterior viven con la documentación vencida porque el proceso para renovar el pasaporte es muy costoso y farragoso con una burocracia infinita, pero sin pasaporte no pueden regularizar su situación migratoria y tampoco acceder a empleos formales.

Asimismo, el equipo de Vecchio se ha aliado con algunos legisladores, como el senador republicano por Florida Marco Rubio, para presionar al Ejecutivo y conseguir que apruebe un Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) para los venezolanos.

El TPS es un permiso migratorio que permitiría trabajar y vivir legalmente a los venezolanos durante un periodo limitado de tiempo.

La delegación de Guaidó en el país se creó oficialmente a finales de enero, poco después de que el líder opositor se declarara presidente interino de Venezuela al considerar que Nicolás Maduro había vuelto a asumir la Presidencia de manera ilegítima como fruto de unas elecciones "fraudulentas".

Desde que se creó esa delegación, el equipo de Vecchio ha tomado el control del Consulado venezolano en Nueva York y de dos edificios del Ministerio de Defensa de este país en Washington.

Actualmente, la delegación está elaborando un informe para documentar los daños que han sufrido esas instalaciones y tienen previsto entregárselo a la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), dominada por la oposición.

El Ejecutivo de Maduro sigue controlando la embajada de Venezuela en Washington, ubicada en el histórico barrio de Georgetown.

Ese edificio alberga al mismo tiempo la embajada de Venezuela y la misión de ese país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyos diplomáticos tendrán que abandonar su puesto como tarde el 27 de abril, cuando se consume la solicitud que hizo Maduro para dejar el organismo panamericano.

Cuando esos diplomáticos fieles a Maduro dejen esas instalaciones, entonces los enviados de Guaidó podrán entrar en ese inmueble y abrir allí su embajada.

En enero, después de que Washington reconociera a Guaidó como presidente, Nicolás Maduro cortó sus relaciones diplomáticas con EE.UU. y ordenó la vuelta a Caracas de los diplomáticos destinados a la embajada y los consulados.

Washington, sin embargo, no ha reconocido la autoridad de Maduro y mantiene relaciones con Guaidó, al que considera el presidente "legítimo" de Venezuela.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint