Politica

El jefe del Ejército de Brasil defiende excluir a los militares de la reforma de pensiones

Brasilia, 11 ene (EFE).- El nuevo comandante del Ejército brasileño, el general Edson Leal Pujol, defendió hoy, tras asumir el cargo, que los militares sean excluidos de la reforma del sistema de pensiones que el Gobierno de Jair Bolsonaro presentará al Congreso.

Leal Pujol afirmó que los miembros de las Fuerzas Armadas no están encuadrados en el régimen general de cotización y poseen una "situación diferenciada" que prefiere que se mantenga.

"Nuestra intención, la mía como comandante del Ejército, claro, (es que) nosotros no debemos modificar nuestro sistema, si me preguntan mi opinión como comandante del Ejército", declaró en declaraciones a los periodistas.

El general recibió este viernes el mando del Ejército en sustitución de Eduardo Villas Boas, en una ceremonia celebrada en Brasilia que contó con la presencia del presidente brasileño, el ultraderechista Bolsonaro.

El equipo económico del Gobierno, encabezado por el ministro Paulo Guedes, prepara una reforma del sistema de jubilaciones que endurecerá las condiciones para obtener esa prestación y que, previsiblemente, incluirá la creación de un régimen de capitalización individual similar al chileno.

En el proyecto, que se presentará al Congreso a partir de febrero, se establecerá además una edad mínima para jubilarse, algo que en estos momentos no existe, entre otras condiciones con las que el Gobierno espera reducir los costos del sistema de pensiones, que llegan al 13 % del producto interno bruto (PIB).

No obstante, el jefe del Ejército recordó que las Fuerzas Armadas tiene un régimen diferente y, por tanto, "no hacen parte del sistema de previsión social" general, tal y como recoge la Constitución, según alegó.

"Todo lo que se habla al respecto de la previsión social no se refiere a los militares. Este es el primer principio legal que nosotros tenemos que pensar", añadió.

Asimismo, manifestó que el trabajo de los militares tiene una serie de especificidades que lo hace diferente del resto de profesiones y citó el no pago de las horas extras o nocturnas o la imposibilidad de afiliarse a un sindicato.

El ministro de Defensa de Brasil, el general en la reserva Fernando Azevedo e Silva, defendió también esta semana estas "peculiaridades" de la carrera militar, que fundamentan, a su juicio, la "necesidad de un régimen diferenciado".

Sin embargo, algunos sectores del Gobierno de Bolsonaro, quien es capitán en la reserva del Ejército, sí están por la labor de modificar en algún aspecto las jubilaciones de las fuerzas castrenses, de acuerdo con medios locales.

En este sentido, Leal Pujol expresó que las Fuerzas Armadas son "disciplinadas", "obedecen las leyes" y en caso de que se produzca algún cambio en la legislación, lo cumplirán.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin