Politica

El gobernador de Puerto Rico alarmado ante ola criminal en la isla

San Juan, 7 ene (EFEUSA).- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, describió hoy como "alarmante" la criminalidad en la isla, que en lo que va de año ha provocado 17 asesinatos, incluida una muerte grabada en vídeo durante un tiroteo en un área turística.

"Esto es alarmante. Cuando ves estas imágenes sabes que la mayoría de Puerto Rico está en contra de la violencia", expresó Rosselló en una entrevista concedida al programa "Nación Z", de la emisora de radio Z93.

Rosselló se refirió así a un tiroteo donde murió una persona y resultó herida otra en la mañana de ayer, domingo, Día de Reyes, en una marginal de la zona turística de Carolina, municipio aledaño a San Juan, filmado y descargado en las redes sociales por vecinos del área.

En los vídeos se muestra a un grupo de jóvenes intercambiando disparos, lo que termina con la muerte de uno de los implicados, identificado por la Policía como Gregorio Cruz Pérez, de 30 años, y de quien las autoridades mencionaron que tenía antecedentes penales.

En el tiroteo también resultó herido de bala José Rodríguez Hernández, también de 30 años, a quien sus cómplices dejaron en el Hospital San Francisco en Río Piedras (San Juan) y que posteriormente fue trasladado al Centro Médico.

Las autoridades informaron que Rodríguez Hernández también ostenta récord criminal.

El asesinato de Cruz Pérez fue uno de 10 que se registraron este fin de semana en Puerto Rico y uno de los 17 en lo que va de año en la isla.

Según informó a Efe la Oficina de Prensa de la Policía de Puerto Rico, para la misma fecha del año pasado se habían registrado 25 asesinatos.

Por su parte, el director del Cuerpo de Investigaciones (CIC) de Carolina, Carlos Nazario, confirmó hoy, también en una entrevista radial, que ya reconocieron los rostros de algunos de los jóvenes responsables del tiroteo y que la pesquisa tiene "un cuadro bastante alentador".

Las autoridades analizaron varias imágenes del momento del tiroteo que fueron difundidas en las redes sociales, pero también otras que tienen en su poder.

Ante la crisis criminal, Rosselló sostuvo que se organizará una cumbre de seguridad pública, y que propondrá un esfuerzo entre las autoridades locales y federales que ostentan oficinas en la isla.

Entre las agencias federales que tienen despachos en Puerto Rico, están el FBI, la Agencia Antidrogas (DEA), la Oficina de Aduanas y la Patrulla Fronteriza de EE.UU. (CBP) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (HSI).

Estas agencias, a su vez, luchan a diario por controlar la distribución de drogas a Puerto Rico por mar y aire provenientes de Colombia y República Dominicana, y armas desde los Estados Unidos, utilizando a la isla como trampolín para ello.

En una entrevista con Efe en mayo de 2014, el entonces jefe de la Policía de Puerto Rico, José Caldero, sostuvo que el 18 % de la droga que pasa por el Caribe se queda en la isla.

Según distintos estudios, cerca de 175.000 personas están vinculadas al narcotráfico en Puerto Rico y hay unos 1.600 puntos de venta de droga.

La crisis criminal en Puerto Rico también se revierte a la disminución de policías, pues de acuerdo con algunas organizaciones policiacas en la isla solo quedan 9.000 agentes, de los más de 15.000 que existían hace una década.

Parte de esta gran disminución se debe a la apatía de los jóvenes de ingresar a la Academia de la Policía, así como con el grave recorte de sus pensiones de 75 % a 38 % sobre su salario, según ha estipulado la Junta de Supervisión Fiscal, ente creado por el Congreso de los Estados Unidos, para velar por las arcas del Gobierno local.

"La Junta debe dejar de meterse en lo que no le compete, en la política pública del Estado. Nuestra prioridad es tener un pueblo seguro, y todo depende de los recursos en el presupuesto", afirmó Rosselló.

Igualmente, la ciudadanía descarga a la falta de seguridad en la isla al trabajo de Héctor Pesquera como director del Departamento de Seguridad Pública, por varias causas, entre ellas, por el salario que devenga de casi 250.000 dólares anuales, mientras se urgen por más policías y se detengan la cierre la cuarteles.

"Pesquera tiene mi total respeto en esta situación tan difícil", aseguró Rosselló.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin