Politica

Solo 10 de 25 regiones quedan en manos de partidos de alcance nacional en Perú

Lima, 26 dic (EFE).- Solo 10 de los 25 Gobiernos regionales en Perú serán ocupados desde enero próximo por partidos de alcance nacional, entre los que destacan el populista Alianza para el Progreso y el tradicional Acción Popular, como los de mayor elección para el periodo 2019-2022.

Los resultados de los comicios regionales que se desarrollaron en primera y segunda vuelta el 7 de octubre y 9 de diciembre, respectivamente, confirmaron que los ciudadanos de las regiones se sienten más identificados con los partidos o movimientos locales.

Esto fue confirmado hoy, durante la entrega por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de las credenciales a los 25 gobernadores y vicegobernadores regionales que ejercerán sus cargos durante cuatro años desde el próximo 1 de enero.

A la ceremonia asistió el presidente Martín Vizcarra, quien pidió a las autoridades electas que sean aliadas en la lucha contra la corrupción que, según señaló, permitirá tener más recursos para obras públicas y mejorar la confianza de la ciudadanía.

Los últimos comicios determinaron que solo una decena de los gobernadores electos pertenecerán a partidos políticos de alcance nacional, entre los que están, además de Alianza para el Progreso y Acción Popular, Somos Perú, Restauración Nacional y Podemos Perú.

Si bien Alianza para el Progreso, fundado y liderado por el excandidato presidencial y exgobernador regional César Acuña, es el partido con un mayor número de gobiernos regionales obtenidos en este proceso, con cuatro, destaca también el repunte del tradicional Acción Popular, con tres gobiernos regionales y la alcaldía de Lima.

Alianza para el Progreso alcanzó gobiernos en las regiones amazónicas de Madre de Dios, Pasco y Ucayali, así como también la norteña La Libertad.

Acción Popular, por su parte, fue el partido elegido en las regiones andinas de Cajamarca, Cusco y Huánuco.

Se suman también el partido conservador Somos Perú, en la región andina de Áncash, el evangélico Restauración Nacional, en la amazónica de Loreto, y el recientemente creado partido Podemos Perú, del excongresista y empresario José Luna, que también ganó en la región norteña de Lambayeque.

De esa manera, con una mayoría de Gobiernos regionales en manos de partidos o movimientos locales, se confirmó el nulo apoyo a otras agrupaciones de alcance nacional, como el fujimorista Fuerza Popular, que lidera Keiko Fujimori, y el Partido Aprista Peruano, del expresidente Alan García, ambos investigados actualmente por presunta corrupción.

El fracaso a nivel regional también abarcó a otra agrupación tradicional como el conservador Partido Popular Cristiano (PPC) y al Frente Amplio de izquierdas, que tampoco obtuvo ninguno de los importantes Gobiernos regionales del país.

Analistas consideran que en el país se ha acentuado el rechazo a los partidos tradicionales, que además de ser considerados "centralistas", se han visto implicados en investigaciones por corrupción, en las que se ha comprendido a personajes, como los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin