Politica

La impunidad es el "mayor enemigo" de los defensores de Derechos Humanos en Honduras

Tegucigalpa, 18 dic (EFE).- El derecho a la vida es el más violentado en Honduras, donde la impunidad sigue siendo el "mayor enemigo" de los defensores de derechos humanos, según un informe publicado hoy por la ONG Asociación para una Ciudadanía Participativa.

"Más del 90 por ciento de los asesinatos y otras violaciones a los derechos humanos continúan en la impunidad", según el informe "Situacional de Derechos Humanos 2018".

La directora de Asociación para una Ciudadanía Participativa, Hedme Castro, dijo a Efe que uno de los derechos de la población que más se violencia en Honduras es "el derecho a la vida".

"De diferentes formas se pretende disuadir a los defensores de derechos humanos de que no se expresen en contra del Gobierno y las acciones que van a detrimento de la dignidad del pueblo hondureño", subrayó Castro.

El reporte señala que la "acentuada debilidad institucional" genera en la población "desconfianzas en las instituciones públicas y sentimientos de indefensión e impotencia".

Añade que la pobreza, la miseria, la violencia, la impunidad y la corrupción siguen siendo "los principales problemas" que afectan a los hondureños.

El acceso a la justicia en Honduras "es limitado y precario" por la falta de "independencia de fiscales, jueces y tribunales de la República, perniciosamente injeridos por sectores políticos y económicos", según el informe.

El estudio, apoyado por la Agencia Católica Irlandesa para el Desarrollo (Trocaire), indica que los movimientos sociales y defensores de derechos humanos han sido "blancos" de ataques como intimidación, difamación, calumnias, persecución, vigilancia, seguimientos, amenazas a muerte, agresiones físicas y torturas.

Otro hallazgo del reporte es que falta un "compromiso real" de las autoridades para el enjuiciamiento de los autores intelectuales de los crímenes y violaciones de los derechos humanos de las personas defensoras de esas garantías.

Asimismo, falta garantía del Estado para que los defensores "ejerzan su derecho a defender derechos, es una limitante para su labor y una ventaja para los enemigos de los derechos humanos".

"La miseria, la falta de oportunidades, la inseguridad producto de gobernantes incompetentes, carentes de voluntad política para buscarle una salida real y efectiva a esos problemas sociales, obliga a la población, especialmente a la juventud a escaparse en caravana de Honduras", destaca el reporte.

La directora de ACI Participa dijo que los defensores de derechos humanos en Honduras viven en una situación "deprimente" y "peligrosa".

Honduras es uno de los países latinoamericanos más peligrosos para los defensores de derechos humanos, enfatizó Castro, quien dijo que es "una vergüenza" que el país sea considerado uno de los más violadores de derechos humanos.

Ante este panorama, la ONG hondureña insta al Estado de Honduras a "garantizar el libre ejercicio del derecho a la libertad de opinión y de expresión" y castigar las amenazas e intimidaciones contra periodistas.

"El cese de los ataques sistemáticos a liderazgos de movimientos sociales y a defensores y defensoras de derechos humanos, a quienes se intimida, difama, calumnia, persigue, vigila, se amenaza a muerte, se agrede y tortura", añade.

Asimismo, a la cooperación internacional pide que "no apoye a los gobernantes hondureños en tanto no respondan, con resultados tangibles, en el combate a la corrupción, la impunidad, la falta de acceso a la justicia y la garantía y respeto de los derechos humanos", según el documento apoyado también por la Unión Europea.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin