Politica

Jesuitas salvadoreños condenan acciones contra ONG y medios en Nicaragua

San Salvador, 14 dic (EFE).- El jesuita Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (Idhuca) de El Salvador condenó hoy la supresión de las personalidades jurídicas de nueve organizaciones no gubernamentales y el registro de medios "críticos" al Gobierno en Nicaragua.

"El Idhuca condena la supresión que el actual Gobierno de Nicaragua ha llevado a cabo de la personalidad jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y otras organizaciones defensoras de Derechos Humanos", reza un comunicado.

La organización también condenó "los registros de medios de comunicación críticos de la situación" en Nicaragua, sumida en una crisis desde abril pasado por protestas contra el Gobierno que preside Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

"Al impedir el trabajo de las organizaciones defensoras de Derechos Humanos el régimen de Ortega-Murillo muestra definitivamente su rostro de gobierno autoritario, alejado de la democracia y susceptible de sanciones internacionales", destacó el Idhuca.

Añadió que los gobierno centroamericanos deben "implementar medidas especiales de apoyo a refugiados y perseguidos procedentes de Nicaragua", por "el abuso de autoridad gubernamental existente" y "ante las violaciones sistemáticas de derechos como la vida o la libre manifestación de ideas".

La Policía nicaragüense allanó la madrugada de este viernes las sedes del Cenidh, del Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade), del Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILS), la Fundación del Río, y Popol Na, así como las oficinas de los medios Esta Semana, Esta Noche y Confidencial.

Los representantes de las distintas organizaciones y medios de comunicación coincidieron al denunciar que los agentes policiales llegaron desde anoche, en algunos casos golpearon a los vigilantes e ingresaron con violencia y sin orden judicial, ocuparon documentos, y se llevaron computadoras, automóviles, teléfonos celulares y objetos de valor.

Los allanamientos ocurren en medio de una crisis que, según organismos humanitarios, ha dejado entre 325 y 545 muertos, 674 "presos políticos", cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio.

Las protestas contra Ortega y Murillo se iniciaron el 18 de abril pasado, tras 11 años de gobierno continuo, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin