Politica

El canciller critica la intención de Bolsonaro de salir del pacto migratorio

Brasilia, 11 dic (EFE).- El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Aloysio Nunes, criticó hoy la decisión del futuro Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro de retirar al país del pacto adoptado en la cumbre sobre migraciones que se celebra en Marruecos.

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU fue aprobado este lunes en la ciudad de Marrakech por unas 160 naciones, entre ellas Brasil, pero ese mismo día, el futuro canciller de Bolsonaro, Enrique Araújo, anunció que el Gobierno que asumirá el próximo 1 de enero retirará al país del acuerdo.

"Creo que no es bueno. Brasil tiene todo para ejercer un liderazgo positivo en esa materia", por su "relevancia en política exterior" y por su "dedicación" a ciertos asuntos, como migraciones, derechos humanos, cambio climático y otros de la agenda global, declaró Nunes desde Marrakech al canal de televisión Globo.

En un mensaje publicado este lunes en sus redes sociales, Araújo anunció que el Gobierno de Bolsonaro "se disociará del Pacto Global de Migración que está siendo lanzado en Marrakech", que calificó de "un instrumento inadecuado para lidiar con el problema".

Según el próximo canciller brasileño, "la inmigración no debe ser tratada como una cuestión global, sino de acuerdo con la realidad y la soberanía de cada país".

Nunes, por el contrario, sostuvo que "nada existe en ese pacto que pueda sobreponerse a la soberanía de los países", cada uno de los cuales "tiene su propia política migratoria, en ejercicio de su propia soberanía".

También aclaró que "es preciso entender que el pacto no crea una obligación", pues "no es vinculante", sino un "llamamiento a la cooperación voluntaria" desde un nuevo "marco de referencia" que prevé un mayor "intercambio de experiencias y mejores prácticas".

Nunes subrayó además que Brasil fue un "activo participante" en la negociación del pacto, porque las migraciones "son un problema mundial" y hoy están en la propia agenda nacional.

"Es un asunto de la mayor relevancia" para el país, porque en Brasil "vive hoy cerca de un millón de inmigrantes" y porque unos tres millones de brasileños residen en el exterior, apuntó.

Nunes no ocultó su propio malestar con el anuncio hecho por su sucesor, de quien dijo que "podría haber esperado un poco" para pronunciarse sobre el asunto.

En su opinión, "el Gobierno de Bolsonaro tendrá toda legitimidad para imprimir su rumbo en la política exterior brasileña, pero eso a partir del 1 de enero", declaró.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin