Politica

Protestan frente a la Cancillería paraguaya contra el Pacto Mundial de Migración

Asunción, 9 dic (EFE).- Unas dos docenas de personas se manifestaron hoy frente a la Cancillería para mostrar su repulsa al apoyo del Gobierno al Pacto Mundial de Migración, que denunciaron como una cesión de soberanía y que posibilitará la entrada de emigrantes a los que se deberá proveer de los servicios básicos de salud y educación.

"Paraguay soberano, no se rinde ante la ONU" y "ONU fuera de Paraguay" fueron algunas de las pancartas que portaban los concentrados, convocados a través de las redes sociales, según dijeron a los medios.

"Lo que nos preocupa son las personas que nos van a llegar de escasos recursos, violentas y con una religión completamente distinta", declaró a los periodistas Juan Vera, que preside la Asociación de Usuarios y Consumidores del Paraguay (Asucop).

Añadió que Paraguay no reúne las condiciones económicas para afrontar una masiva llegada de emigrantes y se refirió a países como Alemania, Francia o España, que según él son "víctimas de la violencia" por parte de emigrados.

También aseguró que el Gobierno que preside Mario Abdo Benítez quiere "arabizar" Paraguay, y puso como ejemplo su medida de revertir la decisión de su antecesor, Horacio Cartes, de trasladar la embajada paraguaya desde Tel Aviv a Jerusalén.

Y también se refirió, y en el mismo sentido, a la reciente visita que hizo a Asunción del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que fue recibido por Abdo Benítez, que tiene descendencia de árabes que emigraron a Paraguay.

Por su parte, Iliana Raca, otra de las participantes, negó que la firma del pacto es vinculante para los Estados que lo apoyan, como recalcó la Cancillería en un comunicado.

"No creemos que no es vinculante al final un pacto internacional firmado por el Estado firmante", dijo Raca.

Parte de los reunidos también mostraron su rechazo al pacto porque según estos grupos tiene incorporada en su agenda la ideología de género.

Al hilo de estas expresiones, que desde hace días circulan en las redes sociales, el canciller paraguayo, Luis Alberto Castiglioni dijo el domingo en su cuenta social que Paraguay "es y seguirá siendo libre y soberano" y, por tanto, solo corresponderá al propio país elaborar su política migratoria.

En un comunicado adjunto, agregó que "el Pacto expresamente dice que cada país adoptará su política migratoria, según sus propias leyes. Cualquier temor a recibir una ola o una invasión de refugiados es falso y no se ajusta a la realidad".

Explicó que la ONU no intervendrá en la legislación nacional y recordó, sobre la ideología de género, que el Gobierno paraguayo defiende la vida desde la concepción y protege el matrimonio entre hombre y mujer.

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de Naciones Unidas fue aprobado hoy por más de 150 países que asisten a la conferencia intergubernamental de la ONU organizada en la ciudad marroquí de Marrakech.

El documento fue consensuado en 2016 por los 193 Estados miembros de la ONU, pero del que se salió el fin de semana EE.UU. alegando incongruencias con su política migratoria.

A la retirada de EE.UU. se suman también Chile o República Dominicana, así como Estados europeos con duras medidas migratorias como Hungría, Polonia y Austria, entre otros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin