Politica

Merkel y Putin hablaron en persona sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania

Buenos Aires, 1 dic (EFE).- El presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, mantuvieron hoy un encuentro en Buenos Aires en el que hablaron de la tensa situación de Moscú con Kiev, especialmente desde que hace unos días Rusia detuvo varios barcos de su vecino.

"La canciller #Merkel habló con el presidente ruso Putin, al comienzo del segundo día de la cumbre #G20 en Buenos Aires. La atención se centró en la situación en Siria y la situación entre Rusia y Ucrania en el estrecho de Kerch y el mar de Azov", publicó este sábado en su cuenta oficial de Twitter el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibart.

Tras el tuit de Seibart, fuentes diplomáticas sugirieron en Buenos Aires que es muy posible que representantes de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia se reúnan en breve, en un punto indeterminado, para abordar la tensa situación.

Cuatro días antes de viajar a Buenos Aires, la canciller alemana expresó su voluntad de mantenerse "en estrecho contacto" con Petró Poroshenko, presidente de Ucrania, y pidió diálogo inmediato entre los dos países.

La reunión bilateral de hoy se celebró en el marco de la cumbre del G20, que convocó a los líderes de las 20 economías más influyentes del mundo en la capital federal argentina.

Las tensiones que existían entre Rusia y Ucrania aumentaron esta semana después de que guardacostas rusos apresaran en el Mar Negro a tres buques de la Armada ucraniana, a la entrada del estrecho de Kerch. Ucrania defiende que los buques se encontraban en aguas internacionales.

El Gobierno de Poroshenko considera que Rusia ha bloqueado de facto el mar de Azov -que comparten los dos países- desde que redobló las inspecciones de barcos en el estrecho de Kerch, tras la inauguración en mayo pasado del puente de Crimea, que une la península (ucraniana entre 1954 y 2014, cuando fue anexionada por Rusia) con el territorio ruso continental.

Esta semana, el presidente ucraniano expresó su confianza de que la OTAN envíe buques a la zona del mar de Azov, aunque Moscú hace varios meses que mantiene que no permitirá que ningún barco aliado cruce el estrecho de Kerch, que une el Azov con el mar Negro.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin