Politica

Reclaman a los líderes del G20 que "la guerra contra el sida no se ha ganado"

Buenos Aires, 28 nov (EFE).- La AIDS Healthcare Foundation (AHF) pidió hoy a los líderes mundiales que llegan esta semana a Buenos Aires a la cumbre del G20 que aborden la mejora de ayudas para combatir el sida a nivel global, ya que "la guerra" contra este mal "no se ha ganado".

La AHF, la mayor organización mundial en la lucha contra el VIH y el sida, realizó un almuerzo con la prensa en el que explicó que, aunque el tratamiento del VIH "se ha caído de la agenda política", la situación no ha mejorado en los últimos años y desde 2012 la financiación internacional contra la enfermedad se ha reducido en 3.000 millones de dólares.

A pesar de que se trata de una enfermedad crónica con tratamiento y que se puede prevenir, unas 940.000 personas mueren anualmente por causas relacionadas con el sida, alrededor de 37 millones viven con VIH y menos del 60 % de ellas reciben tratamiento.

Por ello, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida el 1 de diciembre, que coincide con uno de los días centrales del G20, la asociación ha lanzado una campaña de concienciación cuyos carteles pueden verse por toda la ciudad de Buenos Aires.

Bajo el eslogan "G20 leaders: The war on AIDS has not been won" ("Líderes del G20: La guerra contra el sida no se ha ganado"), se advierte a los mandatarios de que "el VIH ha caído de la agenda y, lamentablemente, la problemática no ha mejorado", según Miguel Pedrola, director científico de AHF Latinoamérica y Caribe.

Loretta Wong, directora sénior de Abogacía de AHF, explicó que este título fue elegido al comprobar cómo desde el 11S, Estados Unidos ha gastado en guerras 59 billones de dólares, y si se hubiera dedicado un 10 % de ese dinero a más salud y educación, el mundo sería "un mejor lugar en el que vivir".

"Solo con que los líderes del G20 tuviesen la mentalidad de la guerra para luchar contra el VIH, quizás lo podríamos hacer mucho mejor de lo que lo estamos haciendo ahora", comentó Wong.

Según apuntó el director ejecutivo de AHF Global Public Health Insitute, Jorge Saavedra, la ayuda internacional, que se canaliza sobre todo por la recaudación del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, llegó a los 7.000 millones de dólares el pasado año, que se destinan en gran parte a África.

Sin embargo, hay una enorme diferencia en la aportación a ese fondo de los países que acuden al G20.

Mientras que Estados Unidos destina 4.300 millones de dólares, el Reino Unido 1.711 millones y Francia 1.347 millones, China, la segunda economía mundial, contribuye con 18 millones, y otros países, como Argentina, Rusia, México, Turquía, Brasil e Indonesia, no aportan nada.

Wong se consideró "avergonzada" de que un país "extremadamente rico" como China, de donde ella proviene, solo destine esta cantidad, mientras que Jorge Saavedra criticó que en Latinoamérica no se dé "ni un centavo", cuando la región ha sido beneficiada por estas ayudas internacionales.

Para Pedrola, el problema radica en que "en algún momento aburrió o no fue tan interesante mantener en agenda el VIH y el sida, y aparecieron otros temas".

Además, insistió en que no se trata simplemente de un problema médico, sino también social, ya que existen dificultades para implantar la educación sexual integral necesaria por el reciente surgimiento de líderes mundiales "evangélicos", y la violencia de género también es un impedimento para tomar las medidas de precaución necesarias.

Las metas que quieren lograr en la AHF son que para 2030 se hayan duplicado los fondos en relación a lo que se asigna actualmente a la prevención, pruebas y tratamiento del VIH, y a corto plazo esperan que en 2019 se conceda una ayuda de 20.000 millones en tres años al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint