Politica

Ministro ecuatoriano renuncia por el recorte al presupuesto en educación en 2019

Quito, 23 nov (EFE).- El ministro ecuatoriano de Educación, Fander Falconí, confirmó hoy su renuncia ante el anuncio de recortes para el próximo año en el presupuestario del sector de educación por parte de la Administración de Lenín Moreno.

"Agradezco a Lenín Moreno por haberme confiado la cartera de Educación desde mayo de 2017", escribió en su cuenta de Twitter.

Y agregó: "Como no estoy de acuerdo con el recorte a la educación pública ecuatoriana en el presupuesto del Estado 2019, me retiro de estas importantes funciones. Que la historia diga la última palabra".

En la red social había ya comentado anoche que "al cortar fondos para la educación, se ataca a toda la sociedad, en especial a la niñez y a la adolescencia. Lo más grave es que destruye el futuro del país".

El pasado 16 de noviembre, Falconí remitió una carta al jefe de Estado en el que expresaba su preocupación por el planteamiento del Ejecutivo para el presupuesto de 2019.

En el escrito señalaba que en el gasto corriente se reportaba una reducción de 198 millones de dólares con relación al monto codificado del Ministerio de Educación al 30 de septiembre de 2018, mientras que en inversión "existe una afectación" de 221 millones de dólares.

El mensaje de hoy de Falconí con la confirmación de su retirada del cargo se dio pocas horas después de que el jefe de Estado pidiera la renuncia de todos los miembros de su gabinete con el fin de hacer una evaluación del desempeño de cada uno de ellos.

"El presidente de la República, Lenín Moreno, ha solicitado la renuncia a todo el gabinete ministerial", informó anoche la Secretaría Nacional de Comunicación.

Apuntó que Moreno prevé realizar "un proceso de evaluación durante las últimas semanas del año 2018", de cuyos resultados informará "oportunamente" a la ciudadanía.

Se trata de la segunda ocasión en la que Moreno pide la renuncia en pleno de sus ministros, después de que hiciera lo propio en mayo pasado, medida que es habitual en la política ecuatoriana.

Moreno llegó al poder en mayo de 2017 y desde entonces ha reemplazado o renunciaron voluntariamente más del 60 por ciento de sus ministros, secretarios nacionales y consejeros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin