Politica

Zapatero reivindica el valor de la Alianza de Civilizaciones y pide más apoyo

Naciones Unidas, 19 nov (EFEUSA).- El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero defendió hoy que la Alianza de Civilizaciones está "viva y fuerte" y pidió a los Gobiernos que le faciliten más apoyo para seguir avanzando en su trabajo en favor de la paz.

Zapatero, que fue quien originalmente propuso la creación de la Alianza en el año 2004, intervino en la apertura del octavo foro de la institución, que se celebra en Nueva York.

"Esta es una apuesta de futuro segura y ganadora", recalcó sobre la Alianza el expresidente del Gobierno, que restó importancia a la escasa visibilidad con la que cuenta actualmente el proyecto.

Según aseguró, la Alianza es una institución "joven" y que "tenga menos impacto mediático no quiere decir que no tenga más raíces a largo plazo".

"Se ha empezado, se ha consolidado. Ahora mi pronóstico, mi vaticinio, es que esto va a ser en los próximos años una de las grandes referencias de Naciones Unidas", aseguró Zapatero.

La ONU asumió bajo su manto en el año 2007 la iniciativa de la Alianza, promovida por los Gobiernos de España y de Turquía y considera que el proyecto "es más relevante que nunca", según aseguró hoy su secretario general, António Guterres.

"Necesitamos promover las condiciones para que la gente de distintas identidades, religiones y culturas pueda vivir en armonía, libre de discriminación y persecución. Lamentablemente, hoy, la cultura, la religión y una falsa noción de identidad están todavía creando serios problemas y amenazas en diferentes regiones", apuntó.

Entre otros ejemplos, Guterres señaló la "limpieza étnica" contra la minoría musulmana rohinyá en Birmania o la matanza de yazidíes en Irak por parte del Estado Islámico (EI), pero también la discriminación en todo el mundo contra refugiados e inmigrantes, la homofobia o el resurgir de organizaciones neonazis.

"Solo cuando nuestras sociedades están basadas en un verdadero respeto de la diversidad de la humanidad podemos ofrecer un muro de contención contra la propaganda extremista. Y por eso necesitamos la Alianza de Civilizaciones", insistió.

Zapatero, por su parte, propuso dos ideas concretas para reforzar el papel de la institución: la creación de un "consejo de religiones en Naciones Unidas" que genere "ideas en favor de la paz y la convivencia" y la posibilidad de que la Alianza se utilice para mediar en conflictos.

"Considero que la Alianza de Civilizaciones podría ser un gran actor, ofrecerse al secretario general, al Consejo de Seguridad, para tareas de mediación en conflictos", apuntó.

Al mismo tiempo, animó a los Gobiernos a dar más apoyo a la organización, recordando que "la mejor inversión de recursos es la que salva vidas".

En declaraciones a Efe, Zapatero confió que los países que respaldan el proyecto puedan "incrementar" el presupuesto "muy escaso" de la Alianza de Civilizaciones.

En el caso español, el expresidente del Gobierno, aseguró tener "mucha confianza" en que el Ejecutivo de Pedro Sánchez va a apoyar "todo lo que es una visión multilateral, todo lo que es una visión de fomentar los procesos de entendimiento, de conocimiento, de convivencia".

En nombre de España, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Martín Valenzuela, defendió que la Alianza es "imprescindible" y se "ha consolidado definitivamente como un instrumento político esencial del sistema de Naciones Unidas".

Según Valenzuela, tras su primera década, la institución se enfrenta ahora a "una nueva etapa", en un momento en el que el mundo no se puede permitir que "la manipulación interesada de la diversidad convierta las diferencias y al diferente en un nuevo punto focal de odios".

Está previsto que a partir del próximo mes de enero el exministro español de Asuntos Exteriores Miguel Angel Moratinos asuma la dirección de la Alianza de Civilizaciones.

Lo hará en reemplazo del cataría Nassir Abdulaziz Al-Nasser, que hoy inauguró el octavo foro de la institución en un acto en el que también participaron entre otros la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, y el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

El foro, bajo el lema "Comprometidos con el diálogo", se clausurará este martes en la sede de Naciones Unidas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint