Politica

La Policía de Nicaragua culmina quinto adiestramiento militar en medio de la crisis

Managua, 26 oct (EFE).- La Policía de Nicaragua culminó su quinto adiestramiento militar, en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 528 muertos en protestas contra el presidente Daniel Ortega, informó hoy la institución de seguridad.

Un grupo de 63 agentes, incluyendo 17 mujeres, fueron entrenados en conceptos básicos militares, defensa circular de la unidad, conformación de la escuadra y pelotón, entre otras acciones castrenses, detalló la Policía Nacional, en un comunicado.

Aunque Nicaragua cuenta con una fuerza militar, los policías recibieron capacitación marcial con el objetivo de "seguir brindando seguridad al pueblo nicaragüense", indicó la fuente.

El "Quinto Concentrado Táctico Policial-Militar" se extendió por cinco días e incluyó a oficiales de todas las áreas de la Policía, entre ellas Servicios Policiales Administrativos, Tránsito Nacional, Seguridad Pública y Operaciones especiales.

El curso, por el que han pasado decenas de policías, se da en medio de la crisis más sangrienta de las últimas cuatro décadas en Nicaragua, en la que los nicaragüenses exigen la renuncia de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

La Policía Nacional ha advertido que arrestará a cualquier persona que proteste sin su permiso, a pesar de que organismos defensores de los derechos humanos han señalado que las leyes de Nicaragua garantizan el derecho a las manifestaciones sin permiso previo.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Organismos locales afirman que hay unos 558 presos políticos en Nicaragua.

Ortega, quien reconoce 199 víctimas y más de 200 reos, a los que denomina "terroristas" y "golpistas", niega ser el responsable y sostiene que atraviesa un intento de "golpe de Estado".

Las protestas contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de su renuncia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin