Politica

Bolsonaro reprende a quienes se dicen ser los ministros de su eventual Gobierno

Río de Janeiro, 26 oct (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro, favorito para vencer las elecciones presidenciales del domingo en Brasil, reprendió hoy a algunos políticos que han dicho en los últimos días que asumirán como ministros en su eventual Gobierno.

"Con la intención de promoverse o desgastarnos, oportunistas se anuncian ministros. Estos, de antemano, ya pueden considerarse por fuera de cualquier posible Gobierno", aseguró el polémico diputado en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter.

El ultraderechista aseguró que hasta ahora sólo ha anunciado tres personas que integrarían su Gabinete en caso de que venza las elecciones y que anunciará a otros pero que nada puede ser anticipado hasta que se conozca el resultado de las urnas.

"Las elecciones sólo serán definidas el domingo. Además de los tres nombres que ya he mencionado, otros serán anunciados", afirmó.

En diferentes entrevistas, el parlamentario ha dicho que el ministro de Hacienda en un eventual Gobierno suyo será el economista Paulo Guedes, un representante de la Escuela de Chicago que defiende diferentes medidas liberales como la reducción del tamaño del Estado, la apertura económica y las privatizaciones.

Las otras dos personas que Bolsonaro ha dicho que integrarían su Gabinete son el diputado Ónix Lorenzoni, del partido conservador Demócratas (DEM) y quien asumiría el Ministerio de la Presidencia, y el general de la reserva del Ejército Augusto Heleno Ribeiro, al que nombraría como titular de la Defensa.

La amplia ventaja en los sondeos que tiene frente al socialista Fernando Haddad, su rival en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, ha llevado a Bolsonaro a mostrarse en la última semana más preocupado con su eventual Gobierno que con la búsqueda de votos.

En los últimos días, en los que ha limitado la campaña a las redes sociales, el ultraderechista se ha dedicado a recibir en su residencia a parlamentarios, empresarios, alcaldes y líderes que puedan garantizarle la gobernabilidad en caso de que venza las elecciones.

La estrategia obedece a su amplio favoritismo pese a ser un candidato polémico y de elevado rechazo electoral por su defensa de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 y por sus insistentes declaraciones de tinte machista, racista y xenófobo.

Bolsonaro ganó la primera vuelta con el 46 % de los votos, y lidera los sondeos de intención de voto para el balotaje, con el 56 %, mientras que Haddad obtuvo el 29 % de los votos el 7 de octubre pasado y cuenta con un favoritismo del 44 % para el domingo.

Pero la diferencia entre ambos, que la semana pasada era de 18 puntos porcentuales, cayó hasta 14 puntos en el sondeo divulgado el jueves por la firma Datafolha y encendió una señal de alarma entre algunos seguidores del ultraderechista.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin