Politica

Alckmin afirma que estará en la segunda vuelta aunque los sondeos lo niegan

Brasilia, 17 sep (EFE).- El socialdemócrata Geraldo Alckmin, que aspira a la Presidencia de Brasil, garantizó hoy que estará en la previsible segunda vuelta de las elecciones de octubre próximo, a pesar de que hasta ahora todas las encuestas indican lo contrario.

"No estamos con los votos definidos" y "el proceso está abierto", dijo Alckmin en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, en la que alertó de que Brasil "no puede" optar por "radicalismos de izquierda o de derecha".

Un sondeo difundido hoy por la firma MDA mostró al abanderado del Partido de la Social Democracia (PSDB) en cuarto lugar con un 6,1 %, por detrás del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro (28,2 %), el socialista Fernando Haddad (17,6 %) y el laborista Ciro Gomes (10,8 %).

Pero la encuesta también dice que Alckmin perdió terreno en el último mes y lo sitúa lejos de la segunda vuelta que será necesaria si ninguno de los candidatos supera el 50 % de los votos en la primera, que se realizará el 7 de octubre.

"Una encuesta es el retrato del momento", sostuvo el abanderado socialdemócrata, quien aseguró que "la definición del voto se dará al final de la campaña".

En ese tramo final, Alckmin aseguró que el PSDB remontará la cuesta y "estará en la segunda vuelta", prevista para el 28 de octubre.

Según Alckmin, los electores "comprenderán" que tanto Bolsonaro como Haddad "representan dos aventuras populistas pésimas para el país", sea por la derecha o por la izquierda, y optarán finalmente por el "equilibrio" que ofrece el PSDB, que ya gobernó entre 1995 y 2002 con Fernando Henrique Cardoso.

También ofreció su experiencia de doce años como gobernador de Sao Paulo, el estado más rico e industrializado de Brasil, de la cual afirmó que puede estar "al servicio del país" para acabar con un déficit fiscal crónico, que limita la inversión pública en las áreas más esenciales.

"Brasil sólo va a cambiar con las reformas necesarias", indicó el candidato, quien precisó que es necesario reducir el gasto público, endurecer el acceso a las jubilaciones y pensiones y modernizar la estructura tributaria, todo lo cual "atraerá inversión extranjera" y permitirá sanear el déficit fiscal.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin