Politica

Comienza la marcha para pedir la liberación de detenidos en Nicaragua

Managua, 9 sep (EFE).- Una marcha para demandar la liberación de los detenidos en las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega comenzó hoy en Managua, bajo una fuerte presencia policial y con la inesperada concentración de un grupo de sandinistas.

Los manifestantes, convocados por familias de detenidos, piden la libertad de los considerados "reos políticos" arrestados por protestar contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos desde abril pasado.

La denominada "Marcha de los Globos", con un recorrido de unos cinco kilómetros, se celebra bajo un fuerte dispositivo de seguridad y la presencia en vehículos de seguidores del Gobierno sandinista, según pudo constatar Efe.

"El objetivo de esta marcha es exigir la libertad inmediata de todas las personas que se encuentran en prisión tras haber participado en plantones, marchas, caravanas, tranques (bloqueo de vías) y otras manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega", dijo Mercedes Dávila, madre del estudiante detenido Edwin Carcache, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y por la Democracia.

Los participantes, que en su mayoría llevan globos y banderas de Nicaragua, gritan consignas a favor de los detenidos y en contra de Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

"Los detenidos, entre ellas mi hija, están presos por luchar por Nicaragua y estamos demandando su libertad", declaró Carlos Valle, veterano opositor y padre de la estudiante Elsa Valle, acusada por la Fiscalía, entre otros cargos, de uso ilegal de armas de fuego.

Los organismos humanitarios calculan en al menos 135 los detenidos en las protestas, pero esta cifra puede ascender a entre 400 y 500 si se incluye a los desaparecidas.

Entre los considerados "reos políticos" más conocidos están el campesino Medardo Mairena, los afrodescendientes Brandon Lovo y Glen Slate, el líder rural Pedro Mena, la comerciante Irlanda Jerez y los dirigentes universitarios Edwin Carcache, Byron Corea, Christopher Nairobi Olivas y Elsa Vale.

La mayoría de los detenidos se enfrenta a diversos procesos judiciales acusados principalmente de terrorismo.

En una entrevista a Efe en Managua, Ortega negó que en el país haya presos políticos y afirmó que los encarcelados son personas que cometieron delitos.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega ha negado las acusaciones y ha asegurado que se trata de un intento de "golpe de Estado".

Las manifestaciones contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin