Politica

La vicepresidenta acusa a Martinelli por una "campaña de extorsión" en Panamá

Panamá, 26 ago (EFE).- La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo, acusó hoy al encarcelado expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de promover una "campaña de extorsión para intimidar" a periodistas y autoridades del país.

La reacción de la vicepresidenta se produjo después de que defensores de Martinelli presentaran una querella penal por calumnia e injuria contra dos dirigentes civiles muy críticas con el exjefe del Estado, que está detenido desde el pasado once de junio en el marco del proceso por supuestas escuchas ilegales durante su Gobierno.

"Me uno a apoyo ciudadano para @aplanells @marielaeledezma frente a absurda demanda interpuesta contra ellas. No podemos permitir se abuse del sistema por quienes deben rendir cuentas. Es una campaña de extorsión para intimidar comunicadores y autoridades", escribió hoy De Saint Malo en Twitter.

La querella contra Anette Planells y Mariela Ledezma fue presentada el viernes pasado ante el Ministerio Público por dos abogados de Martinelli, entre ellos Alma Cortés, e incluye la petición de un indemnización de 2 millones de dólares (1,7 millones de euros) acad una de ellas por injurias y calumnias.

Planells, directiva del Movimiento Independiente (Movin), expresó en un escrito a nombre de ella y de Ledezma que "esperarán respetuosamente la respuesta de las autoridades" y que "mientras, como siempre", seguirán emitiendo sus "opiniones con responsabilidad".

"No podemos permitir que nadie trunque nuestra libertad de expresión (...) una vez más intentan utilizar el sistema judicial para impedir la crítica y coartar la libertad de expresión de las personas que estamos preocupadas por el devenir nacional", añadió Planells en su misiva, colgada en su cuenta de Twitter.

La querella contra las dirigentes civiles se suma a otra presentada a comienzos de mes por los abogados de Martinelli contra De Saint Malo, a la que piden un resarcimiento de 20 millones de dólares (17 millones de euros) por supuestamente haber tramitado mal la extradición del expresidente desde Estados Unidos.

Martinelli fue entregado el pasado 11 de junio a Panamá por Estados Unidos, por la causa de la interceptación ilegal de las telecomunicaciones a más de un centenar de políticos, periodistas, empresarios e incluso personal de la Embajada estadounidense, según los querellantes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin