Politica

Brasil y la OEA acuerdan garantías para los miembros de la misión electoral

Brasilia, 23 ago (EFE).- El canciller brasileño, Aloysio Nunes, y la jefa de la misión de observadores de la OEA para las elecciones de octubre próximo, Laura Chinchilla, firmaron hoy un convenio que establece las garantías diplomáticas que tendrán los miembros de ese grupo.

El acuerdo, difundido por la Cancillería, dice que el personal de la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) tendrá los mismos "privilegios e inmunidades" que los funcionarios de ese organismo tienen "para el ejercicio de sus funciones" en el país.

También establece que "los lugares" que el grupo de observadores ocupe "serán inviolables" y que los miembros de la misión tendrán "inmunidad" contra "toda forma de intervención, sea de carácter ejecutivo, administrativo, judicial o legislativo".

Otros puntos garantizan una plena libertad de transitar por el país y para sus comunicaciones, exenciones tributarias y de tasas aduaneras.

Uno de los artículos apunta que esos "privilegios" se otorgarán para "salvaguardar la independencia" de los observadores, quienes no podrán valerse de ellos en "beneficio personal" o para "realizar actividades de naturaleza política" mientras permanezcan en Brasil.

Chinchilla, quien gobernó Costa Rica entre 2010 y 2014, llegó a Brasil este miércoles, cuando fue recibida por el presidente del país, Michel Temer, quien valoró la "importancia de la misión y puso al Gobierno a disposición" de los expertos de la OEA, según dijeron fuentes oficiales.

La jefa de la misión dijo a periodistas que su encuentro con Temer fue "de cortesía" y "sobre todo para agradecer el hecho de que por primera vez la OEA ha sido invitada por Brasil para observar un proceso electoral".

Las elecciones se celebrarán el próximo 7 de octubre y, según explicó Chinchilla, la misión de la OEA estará integrada "por unas 50 o 60 personas", que serán desplegadas en todas las regiones del país una semana antes de los comicios.

Agregó además que la misión permanecerá en Brasil si hubiera una segunda vuelta, lo cual pronostican todas las encuestas de opinión y que, en ese caso, está prevista para el 28 de octubre.

La misión, como es tradicional, observará distintos aspectos del proceso, como la organización y tecnología electoral -en el caso de Brasil totalmente automatizada-, la financiación de las campañas y la participación política, sobre todo de las mujeres.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin