Politica

La princesa Mako de Japón destaca el arraigo de la cultura nipona en Brasil

Sao Paulo, 21 jul (EFE).- La princesa Mako de Japón, nieta mayor del emperador Akihito, destacó hoy en la ciudad de Sao Paulo el arraigo de la cultura nipona en Brasil, en el marco de su viaje oficial al país suramericano para celebrar el 110 aniversario de la llegada de los primeros inmigrantes japoneses.

"Es una placer saber que la cultura japonesa está tan perfectamente arraigada en la sociedad brasileña", afirmó la princesa en una ceremonia conmemorativa que tuvo lugar este sábado en la capital paulista.

Mako, quien inició su primera visita a Brasil el miércoles en Río de Janeiro, recordó las "innumerables adversidades" que enfrentaron, con "inteligencia e integridad", sus compatriotas al llegar al país latinoamericano, en donde "contribuyeron para su desarrollo ganando mucha credibilidad de la sociedad".

Brasil es el país que acoge la comunidad de japoneses más grande del mundo fuera de Japón, con cerca de dos millones de personas.

"Brasil es un país por el cual siento una gran amistad desde que era pequeña, a pesar de la enorme distancia geográfica (...) Y ahora es una alegría para mí haber podido visitar Sao Paulo como ya hicieron mis padres tres años atrás", dijo Mako, quien agradeció la "calurosa acogida" que han dado los brasileños a la comunidad nipona a lo largo de la historia.

Acto seguido realizó una visita al Festival de Japón, que desde el viernes y hasta mañana domingo celebra en Sao Paulo su 21 edición, con el objetivo de preservar y divulgar la cultura japonesa y mantener las tradiciones del país asiático para las nuevas generaciones.

Allí le enseñaron un muestrario de comida japonesa, el mayor del mundo, según los organizadores, de la mano de chefs de cocina especializados en esa disciplina culinaria.

Durante los tres días del festival, uno de los mayores del mundo dedicados a la cultura nipona, está prevista la asistencia de cerca de 200.000 personas, y contará con exposiciones, conciertos y danzas y comidas típicas, entre otras actividades.

De acuerdo con la agenda oficial, la princesa rindió tributo en la tarde de este sábado a los primeros inmigrantes nipones que se afincaron en Brasil hace 110 años.

Según la programación, Mako depósito unas flores en el Monumento en Homenaje a los Pioneros de la Inmigración Japonesa, en el parque Ibirapuera, ubicado en el sur de Sao Paulo, y recorrió después el Pabellón Japonés, inspirado en el Palacio de retiro imperial Katsura, en Kyoto.

El espacio fue entregado por la colonia japonesa en el cuarto centenario de la capital paulista, la mayor ciudad de Brasil, en 1954.

Este es el cuarto viaje oficial de la princesa Mako al exterior tras visitar El Salvador y Honduras en diciembre de 2015, Paraguay en septiembre de 2016 y Bután en junio de 2017.

Se trata además de su primera salida desde que la Agencia de la Casa Imperial anunciase en febrero que la boda con su prometido Kei Komuro se retrasará hasta 2020 "por falta de tiempo para los preparativos".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin