Politica

La alcaldesa de Barcelona pide más poder para que las ciudades se protejan de la especulación

Naciones Unidas, 16 jul (EFE).- La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reclamó hoy ante las Naciones Unidas y en nombre de las grandes metrópolis del mundo que las ciudades tengan más poder para proteger a sus barrios de la especulación, ya que están "en peligro" y es "urgente" defender el derecho a la vivienda.

La alcaldesa reclamó que los ayuntamientos puedan recaudar más plusvalías -tanto de obra nueva como de reformas inmobiliarias-, disponer de más recursos para reforzar el parque de vivienda social y de competencias para regular el precio del alquiler.

Lo hizo durante la cumbre de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, donde presentó en nombre de las grandes ciudades de todo el mundo la Declaración "Cities for Housing", un acuerdo de las metrópolis para reclamar a los Estados competencias y recursos en materia de vivienda contra la especulación y la gentrificación.

Ciudades como Nueva York, Londres, Berlín, Madrid, París, Montreal, Montevideo, Amsterdam o Ciudad de México han acordado un posicionamiento internacional para reclamar medidas globales que permitan frenar la expulsión de vecinos de sus barrios.

La declaración municipalista acordada consta de cinco puntos: Pedir más competencias jurídicas y fiscales para luchar contra la especulación, compromiso de más recursos en vivienda pública, coproducir alternativas residenciales público-privadas de la mano de cooperativas, planificación urbanística de barrios inclusivos y cooperación municipalista en las estrategias residenciales.

Colau abogó ante Naciones Unidas por impulsar soluciones mixtas, "no puramente gubernamentales pero tampoco meramente lucrativas", para ampliar el número de viviendas asequibles, e impulsar exenciones fiscales y subsidios y modelos alternativos como las cooperativas o los operadores público-privados.

"Debemos colaborar con organizaciones no gubernamentales y fomentar la participación, la autogestión y el empoderamiento de los residentes, apoyando buenas prácticas como el diseño colaborativo o la autoconstrucción asistida", defendió la alcaldesa.

La edil barcelonesa reivindicó un urbanismo que evite la dependencia del vehículo privado y que permita volver "al modelo de las ciudades accesibles, que se puedan recorrer andando o en bicicleta y que estén provistas de redes eficientes de transporte público".

La Declaración que ha protagonizado Colau se trabajó a través de la plataforma Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), la principal red mundial de ciudades de la que la alcaldesa de Barcelona es copresidenta, y en los últimos días la acabó de cerrar con los alcaldes de Londres, Sadiq Khan, y de París, Anne Hidalgo, con los que se reunió.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin