Politica

Ministro admite su "recelo" de que Temer vaya preso tras concluir su mandato

Brasilia, 15 jun (EFE).- El ministro de la Secretaría de Gobierno de Brasil, Carlos Marun, admitió en una entrevista divulgada hoy su "recelo" de que el presidente brasileño, Michel Temer, investigado por presunta corrupción, acabe preso cuando concluya su mandato, el próximo 1 de enero.

"Temer va a ser víctima de una gran persecución y tengo recelos de que el debido proceso legal no sea respetado", declaró Marun al portal UOL, en alusión a posibles juicios por corrupción que pueda enfrentar el mandatario, hasta ahora librado de enfrentar a los tribunales por la Cámara de Diputados.

El gobernante fue objeto el año pasado de dos denuncias formales presentadas por la Fiscalía en el marco de investigaciones sobre sus supuestas relaciones corruptas con la empresa cárnica JBS, pero en ambos casos los diputados negaron su desafuero, con lo que ambos procesos quedaron en suspenso, al menos mientras esté en el poder.

Temer también es sospechoso de haber favorecido con un decreto que regula la actividad portuaria a una empresa privada, que además es investigada por financiar ilegalmente sus campañas políticas y las actividades del partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que el mandatario lidera desde hace años.

Según Marun, el presidente es víctima de una "persecución" que ha sido motivada por factores políticos que no identificó, pero que se pudiera acentuar después del 1 de enero, cuando entregue el cargo al ganador de las elecciones previstas para el próximo 7 de octubre.

"Tenemos en Brasil dos categorías profesionales que no tienen ninguna responsabilidad sobre sus actos y son jueces y fiscales", dijo el ministro, quien afirmó que ello permite que "cualquiera pueda ir preso".

En su opinión, si el país "viviera una normalidad de absoluto respeto al Estado de Derecho", no habría por qué temer por la suerte del mandatario.

"Pero, con franqueza, tengo recelos de que el debido proceso legal no sea respetado", apuntó.

Marun insistió en que las sospechas que pesan sobre Temer "no tienen ninguna base" y en que el mandatario es "absolutamente" inocente.

"Temer tiene 60 años de vida profesional exitosa. Primero como abogado, profesor, luego como hombre público", y "su patrimonio es exactamente compatible con su trabajo", sostuvo el ministro, uno de los hombres más cercanos y fieles al mandatario.

La Justicia, sin embargo, mantiene las investigaciones sobre las actividades del gobernante, que también avanzan en otro flanco, referido a su presunta participación en corruptelas vinculadas a la empresa Odebrecht.

Respecto a ese caso, que también salpica a los actuales ministros de la Presidencia, Eliseu Padilha, y Minas y Energía, Wellington Moreira Franco, la Fiscalía pidió este jueves prolongar la fase de investigación por otros dos meses.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin