Politica

EE.UU. exige la liberación inmediata de un estadounidense encarcelado en Irán

Washington, 7 feb (EFE).- La Casa Blanca denunció hoy que Irán ha vuelto a encarcelar al estadounidense Banquer Namazi, liberado a finales de enero por motivos de salud después de casi dos años en prisión, y exigió la inmediata liberación de ese preso y del resto de ciudadanos norteamericanos "injustamente detenidos" en el país.

"La Administración de Donald J. Trump está profundamente preocupada porque Irán haya devuelto al ciudadano estadounidense Baquer Namazi a su notoria prisión de Evin después de liberarle brevemente bajo fianza para que pudiera someterse a un examen médico", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

"Por lo que tenemos entendido, la decisión de volver a encarcelar al señor Namazi se tomó pese al rotundo consejo en contra de sus doctores y del propio encargado médico del régimen iraní", agregó Sanders en un comunicado.

Namazi, de 81 años, fue condenado a una pena de diez años en octubre de 2016 por espionaje, un cargo que según la Casa Blanca es "falso".

"Ha sido hospitalizado cuatro veces en el último año y sigue sufriendo problemas de corazón que amenazan su vida. Sigue teniendo una necesidad urgente de cuidados médicos constantes, y el Gobierno estadounidense considera que Irán es completamente responsable de su bienestar", sostuvo Sanders.

"La Administración estadounidense llama de nuevo a la liberación inmediata e incondicional de todos los ciudadanos estadounidenses en Irán que han sido injustamente detenidos o están desaparecidos, incluidos Baquer Namazi, su hijo Siamak Namazi, Xiyue Wang y Robert Levinson", quien desapareció en Irán en 2007, añadió.

La detención de los Namazi se produjo en un momento en que el régimen de Teherán detuvo a varios iraníes de doble nacionalidad estadounidense, británica y canadiense, entre otras, acusados de espionaje.

El pasado mes de septiembre, la Justicia iraní confirmó en apelación las penas de diez años de prisión dictadas contra Banquer y Siamek Namazi, así como contra otra persona con nacionalidad estadounidense, Xiyue Wang, quien, según Teherán, buscaba en 2016 infiltrarse en instituciones para obtener información clasificada.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin