Politica

ONU: Costa Rica necesita un cambio en el modelo de desarrollo y política de los DD.HH.

San José, 11 nov (EFE).- Costa Rica necesita un cambio en su modelo de desarrollo y establecer una política nacional de derechos humanos para reducir la desigualdad y cumplir con la Agenda 2030, dijo en una entrevista con Efe la Coordinadora Residente de la ONU en el país, Alice Shackelford.

"La desigualdad es una realidad muy fuerte en Costa Rica. Costa Rica debe cambiar el modelo de desarrollo para garantizar una mayor inclusividad. Este es un tema de derechos humanos pero también del modelo de desarrollo social, económico y ambiental del país", afirmó Shackelford.

Para la representante de la ONU el crecimiento de la desigualdad es "una preocupación", pues crea más conflictividad social y aumenta los riesgos en materia de falta de oportunidades y la criminalidad.

"Tenemos que asegurar que la política universal de Costa Rica que ha reducido la mortalidad materna, la mortalidad infantil y la deforestación, también tenga un enfoque específico para ayudar a los grupos a salir de la exclusión", expresó.

Datos oficiales citados por Shackelford indican que el 20 % más rico de la población de Costa Rica acumula el 50 % de los ingresos del país, mientras el 20 % más pobre solo obtiene el 3 % de ese dinero.

Otras cifras señalan que el 63 % de las personas discapacitadas no tiene trabajo, el 46 % de las mujeres que trabajan lo hacen en la informalidad y ganan un 27 % menos que los hombres; solo el 13 % de los indígenas termina la secundaria y solo el 5 % de las personas afrodescendientes tiene acceso a un trabajo profesional.

"Costa Rica necesita también un cambio de cultura porque la discriminación, el racismo y la xenofobia son una realidad, mucha gente se siente discriminada", apunto Shackelford.

La representante de la ONU destacó que Costa Rica tiene un "compromiso muy fuerte con los derechos humanos" que es reconocido a nivel internacional, pero que adolece de una política nacional que organice y dirija las acciones de protección de los mismos.

Shackelford explicó que esa política debe establecer qué institución lidera los temas de derechos humanos, cómo se deben coordinar y planificar, así como hacer presupuestos basados en los derechos humanos.

La coordinadora de la ONU destacó que existe una Comisión Interinstitucional de Derechos Humanos que realiza un buen trabajo, pero que es necesario que la sociedad civil protagonice un "rol más activo".

"Hay una polarización como la hay en todo el mundo. Hay un claro movimiento que está intentando reducir logros alrededor de los derechos humanos. La diversidad de Costa Rica es una riqueza que se debe fortalecer, reconociendo las diferencias pero trabajando conjuntamente", aseguró Shackelford.

Acerca de las elecciones presidenciales del próximo 4 de febrero, Shackelford dijo que la ONU espera que los candidatos se comprometan a cumplir y dar seguimiento a un acuerdo nacional firmado hace unos meses entre los poderes del Estado, empresas, trabajadores, academia y sociedad civil, para trabajar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

También manifestó que es necesaria una visión de desarrollo de largo plazo y una reforma fiscal "progresiva, con reconocimiento a las desigualdades".

Sobre el trabajo de la ONU en Costa Rica, la representante explicó que al ser un país de renta media, la ayuda económica ha pasado a un segundo plano para dar paso a la cooperación técnica en temas como el desarrollo de políticas públicas en asuntos de derechos humanos, inclusión y el cumplimiento de los ODS de la Agenda 2030.

Durante el periodo 2013-2017 las agencias de la ONU ejecutaron en Costa Rica 387 proyectos por 65 millones de dólares en las áreas de igualdad y desarrollo humano; gobernabilidad democrática; seguridad ciudadana, convivencia y justicia; sostenibilidad ambiental y gestión del riesgo; y el desarrollo productivo y empleo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin