Politica

CE se siente "optimista" con avances de EEUU en el pacto de protección datos

Washington, 18 sep (EFEUSA).- La comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, aseguró hoy sentirse "optimista" sobre la implementación por parte de Estados Unidos del acuerdo de protección de datos denominado "Escudo de la privacidad" ("Privacy Shield", en inglés), que entró en vigor hace más de un año.

Jourova hizo esta valoración en declaraciones a Efe tras reunirse en Washington con el secretario de Comercio, Wilbur Ross, para efectuar la primera revisión anual del pacto.

"Después del encuentro con el señor Ross tengo un sentimiento de optimismo cuidadoso", aseguró Jourova, la encargada de evaluar si el Gobierno y los gigantes tecnológicos de EEUU están protegiendo adecuadamente los datos de los ciudadanos europeos que son transferidos al otro lado del Atlántico.

Preguntada sobre si ya ha llegado a una conclusión sobre el cumplimiento del pacto por parte de EEUU, Jourova aseguró que aún es pronto y, aunque su encuentro con Ross fue productivo, espera obtener más respuestas a partir de mañana en sus reuniones en San Francisco con gigantes como Apple, Google y Facebook.

"No puedo decir todavía (si se está cumpliendo), esa respuesta la obtendremos a lo largo de estos dos días, en los que la Unión Europea estará preguntando y espero que EEUU respondiendo", dijo.

Consideró, no obstante, que ha habido progresos desde su última reunión en Washington con el secretario Ross, un encuentro que se produjo en abril, apenas tres meses después de que el presidente, Donald Trump, asumiera la Presidencia con el fin de implementar su idea de "Estados Unidos Primero" ("America First").

También Jourova interpretó como "buenos signos" la asistencia a la reunión de hoy de funcionarios de ocho agencias diferentes de EEUU, entre las que se encontraba la Comisión Federal de Comercio (FTC) y la Oficina del Director Nacional de Inteligencia (ODNI), encargada de supervisar todas las actividades de inteligencia.

Uno de los objetivos del acuerdo es reforzar la protección de los ciudadanos europeos cuyos datos se trasladan a los servidores de EEUU y, para ello, se otorga a los ciudadanos de la UE más herramientas para defenderse en caso de disputas, por ejemplo, mediante un defensor de derechos ("Ombudsman").

Esa figura del defensor de derechos busca supervisar de manera independiente el cumplimiento del acuerdo por parte del Gobierno de EEUU y, además, ofrecer la posibilidad a los europeos de interponer una demanda si creen que están siendo espiados o que alguna compañía que no está protegiendo sus datos adecuadamente.

El Gobierno de Trump aún no ha nombrado a nadie para ese nuevo puesto, que depende del Departamento de Estado, y que está ocupado por alguien de manera provisional.

"Este ha sido sin duda uno de nuestros comentarios más fuertes. No queremos a gente en funciones, queremos gente que esté funcionando oficialmente y no solo en la figura del 'Ombudsman' también en la Comisión Federal de Comercio, donde la presidenta también está en funciones", destacó Jourova.

Uno de los principales desafíos, aseguró, es establecer una relación de confianza entre la UE y EEUU y conseguir que el Gobierno estadounidense permita a las autoridades europeas verificar el cumplimiento del acuerdo y conocer "la verdad" sobre cuántos controles se están estableciendo.

En términos de protección de datos, la relación entre EEUU y la UE se deterioró tras las revelaciones de exanalista Edward Snowden, quien destapó en 2013 la existencia de programas de espionaje masivo.

"Si estamos en una situación en la que la revisión que nos permiten es limitada, entonces la confianza va a ser limitada", advirtió Jourova.

La Comisión Europea (CE) publicará dentro de unas semanas un informe en el que evaluará los resultados de la visita.

El bloque comunitario y EEUU sellaron el pacto en julio de 2016 y, hasta ahora, se han adherido más de 2.400 empresas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin