Politica

Demócratas de Texas lamentan que republicanos actúen como "soldados de Trump"

Austin (TX), 31 may (EFEUSA).- Varios legisladores demócratas de Texas lamentaron hoy que sus colegas republicanos actúen como "soldados de Trump", después de que el lunes un legislador de ese partido llamase al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para desalojar una manifestación ante el Capitolio estatal.

Cerca de un millar de manifestantes llegados de diferentes puntos de la nación se congregaron a lo largo de esa jornada en el Capitolio de Texas para protestar contra una ley que prohibirá las llamadas "ciudades santuario" en ese estado sureño.

El republicano Matt Rinaldi llamó entonces a las autoridades migratorias para que detuvieran a las personas congregadas, en su mayoría hispanos, algo que encendió un intercambio de insultos y empujones dentro de la Cámara Baja entre los propios legisladores.

"Rinaldi dijo: 'He llamado al ICE, que les jodan'", recordó hoy en una conferencia telefónica el legislador demócrata de El Paso César Blanco, quién dijo no entender la actitud de los republicanos hacia la comunidad inmigrante de Texas y de Estados Unidos.

"¿Si esto no es racismo, qué es?", se preguntó el representante estatal, después de asegurar que este episodio es un "claro ejemplo" de lo que sucederá si la ley SB4 acaba entrando en vigor en el estado de la estrella solitaria.

Para la también demócrata Victoria Neave, de Dallas, sus homólogos del Partido Republicano en Texas, en general, y Rinaldi, particularmente, están actuando como "soldados de Trump" en materia de inmigración, provocando que la sociedad esté cada vez "más dividida".

Sin embargo, apuntó que la escena de principios de esta semana puede despertar y animar a la comunidad latina a ir a las urnas en las próximas elecciones estatales, previstas para noviembre de 2018, para cambiar con el liderazgo estatal republicano.

Otro representante demócrata, Ramón Romero, que también participó en esta llamada con la prensa, denunció que el propio Rinaldi se acerco a él y a varios compañeros que estaban saludando a los manifestantes para decirles que había llamado a las autoridades migratorias.

Según un comunicado que publicó el republicano, marcó el teléfono del ICE porque había visto personas con pancartas que rezaban "soy ilegal y estoy aquí para quedarme".

"Eso es totalmente falso y hay grabaciones para demostrarlo", sentenció Romero.

Los tres representantes demócratas coincidieron en apuntar que la batalla por la ley SB4, que habrá de entrar en vigor en septiembre, "aún no ha terminado" y prometieron que trabajarán por el bien y la seguridad de las comunidades inmigrantes en Texas.

El polémico proyecto de ley que originó la manifestación permitirá a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio a las personas que, por ejemplo, detengan por un asunto de tránsito.

Según estipula el reglamento de la legislación texana, debería entrar en vigor a partir del próximo 1 de septiembre, aunque ya son varias las ciudades y condados que han interpuesto una demanda para parar o minimizar los efectos de esta ley antes de su aplicación.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin