Politica

La presidenta del Congreso de Perú condena la decisión del Tribunal de Venezuela

Lima, 30 mar (EFE).- La presidenta del Congreso de Perú, Luz Salgado, condenó hoy que el Tribunal de Justicia de Venezuela asumiera las competencias de la Asamblea Nacional venezolana y pidió al Gobierno del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, no detener a los parlamentarios opositores.

Salgado, del opositor partido Fuerza Popular, aseguró que el Congreso peruano promoverá una moción de orden del día para solidarizarse con el Parlamento venezolano.

Asimismo, confió en que "el Poder Ejecutivo también está realizando las acciones correspondientes como activar la Carta Interamericana de la OEA (Organización de Estados Americanos), que significaría que se reúnan los cancilleres de todos los países que firmaron ese acta".

La titular del Parlamento lamentó que, sistemáticamente, el Gobierno de Maduro venga agrediendo a la Asamblea Nacional (Parlamento) venezolana.

Además, Salgado pidió al Gobierno venezolano que no ejecute la orden de captura contra los parlamentarios venezolanos, a quienes "arbitrariamente se les privó de su inmunidad".

El Gobierno de Perú anunció hoy el retiro definitivo de su embajador en Venezuela, Mario López Chávarry, tras la decisión del Tribunal Supremo venezolano de asumir las competencias del Legislativo de ese país.

"Frente a la gravedad de estos hechos, el Gobierno de Perú ha decidido retirar de manera definitiva a su embajador en la República Bolivariana de Venezuela", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores peruano en un comunicado.

Consultada por Efe una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores explicó que la retirada definitiva del embajador de Perú en Venezuela "no implica" la ruptura de relaciones diplomáticas bilaterales porque la embajada peruana en Caracas "sigue abierta", a cargo del encargado de negocios, Carlos Rossi.

La nota oficial agregó, por su parte, que la decisión del Tribunal Supremo venezolano es una "arbitraria medida que violenta el Estado de Derecho y constituye una ruptura del orden constitucional y democrático en la República Bolivariana de Venezuela".

El Ministerio de Exteriores anunció que "ha iniciado consultas con países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que, en el marco de la Carta Democrática Interamericana, se adopten con la mayor urgencia las medidas que correspondan ante la evidente ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela".

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela decidió el miércoles que asumirá las competencias del Parlamento debido a la persistencia del "desacato", un estatus que el Poder Judicial impuso a la Cámara por el incumplimiento de varias sentencias.

Ante esto, la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, acusó hoy al presidente Nicolás Maduro de haber dado un "golpe de Estado".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin