Politica

Las polémicas que rodean a Trump aumentan los rumores de un 'impeachment'

  • Sus vínculos con Rusia o la polémica con sus negocios lastran al republicano
  • Las dos cámaras deberían apoyar el 'impeachment' para que sea efectivo
El presidente electo, Donal Trump, saluda al futuro vicepresidente, Mike Pence. Foto: Reuters

Con los supuestos vínculos de Trump con Rusia copando los titulares de la prensa , la sombra del jackeo del Kremlin oscureciendo los resultados electorales y la duda sobre si el republicano podrá ejercer la Presidencia sin beneficiar con ello a sus negocios, la legislatura que Trump iniciará este viernes se encuentra repleta de interrogantes. Entre tanta polémica, los rumores de un 'impeachment' para apartar al republicano del cargo ya han comenzado a circular incluso antes de la toma de posesión. Pero, ¿es posible que el presidente electo tenga que hacer frente a un proceso de destitución?

De momento, para evitar posibles conflictos de interés, el mandatario ya ha anunciado que dejará a sus hijos al frente de sus multimillonarios negocios, aunque no se desvinculará por completo de ellos. "No esperen que Trump destruya la compañía que creó" avisó su abogada Sheri Dillon en la rueda de prensa que ofreció el presidente el pasado día 11. No obstante, pese a que los negocios seguirán estando bajo su nombre, la letrada sí que garantizó que el presidente electo solo se enterará de los acuerdos alcanzados por sus empresas  "a través de la prensa". Asimismo, Dillon afirmó que ninguna de las firmas de Trump realizará nuevos acuerdos en el ámbito internacional y que, por tanto, se limitarán a consolidar sus negocios en territorio americano.

La cesión de los negocios a sus hijos puede no ser suficiente para asegurar que Trump tendrá una desconexión completa con su imperio empresarial. Para Carlota García Encina, investigadora del Real Instituto Elcano, la posibilidad de que Trump incurra en un conflicto de intereses es "muy alta" pese a sus esfuerzos por alejarse de sus firmas. El entramado empresarial del republicano es "tan amplio y complejo", afirma García, que cualquier medida que pueda tomar en materia fiscal o incluso medioambiental "va a afectar a sus empresas". Por ese motivo, "solo queda confiar en la ética y el sentido común de sus decisiones", finaliza.

Junto a sus negocios, el informe no contrastado elaborado por el exagente del MI6 Christopher Steele, que ha destapado la presunta interferencia del Gobierno de Putin en las elecciones, también han levantado los rumores de un 'impeachment' al presidente electo. Más si cabe después de que importantes personalidades del bando republicano, como el senador John McCain, contribuyeran en hacer llegar al FBI el comprometedor documento. Trump ya se ha apresurado a negar los hechos y ha cargado contra la inteligencia estadounidense y los medios que han publicado las informaciones.

Pese a la cantidad de polémicas que rodean la figura de Trump, García no ve factible un 'impeachment' a corto plazo. "Los republicanos dominan el Congreso y el Senado", afirma, por lo que es "improbable que apoyen la destitución de un presidente de su propio partido". Para la investigadora, la clave estará en las elecciones parlamentarias de 2018, cuando los ciudadanos vuelvan a acudir a las urnas para decidir la composición de ambas cámaras. "Si los demócratas ganan y retoman el control del Senado y del Congreso, la posibilidad de un 'impeachment' será mucho más grande", sentencia.

¿Cómo se lleva a cabo un 'impeachment'?

La Constitución de los Estados Unidos permite a la Cámara de Representantes votar a favor del inicio de un 'impeachment' en el caso de que un importante personaje público haya cometido algún tipo de "traición, soborno, delito grave, o abuso de poder". En el caso de que la Cámara dé luz verde al proceso, el Comité Judicial debe abrir una investigación para averiguar si los delitos que se imputan al acusado son ciertos.

Si el Comité ve suficientes indicios, es de nuevo la Cámara el que vota a favor o en contra de la destitución. En el caso de que apoye el proceso, serán los 100 integrantes del Senado los que tengan la última palabra. Si dos tercios de los senadores votan favorablemente, el 'impeachment' se hace efectivo.

El 'impeachment' no es la única vía hacia la destitución del presidente. La sección cuatro de la 25º Enmienda de la Constitución estadounidense recoge la posibilidad de que sea el vicepresidente, junto con el apoyo de la mayoría del gabinete presidencial, el que comunique por escrito a la Cámara de Representantes y al Senado que el presidente no está capacitado para el desempeño de sus tareas. En ese caso será el propio vicepresidente quien asuma de manera inmediata el cargo de presidente en funciones. Llegado este momento, si el Presidente se niega a abandonar su cargo debe comunicarlo por escrito a la Cámara y al Senado, tras lo cual la destitución del mandatario pasaría a ser votada por ambas órganos. Si dos tercios de los congresistas y los senadores votan a favor de la inabilitación del presidente, la deposición del mandatario se habrá hecho efectiva. Por tanto, en este caso, la continuidad de Trump estaría en la manos de Mike Pence, el actual vicepresidente.

Dos 'impeachment' presidenciales

Solo ha habido dos 'impeachment' a un presidente en la historia de la democracia estadounidense y ambos fueron rechazados por el Senado. En 1868, tras el fin de la Guerra Civil, el ala radical del Partido Republicano abrió un proceso contra el demócrata Andrew Johnson. El Senado salvó la cabeza del presidente por un solo voto de diferencia.

Más de un siglo después, en 1998, fue el también demócrata Bill Clinton quien se encontró entre la espada y la pared. El Congreso habilitó un 'impeachment' contra el mandatario acusándole de mentir bajo juramento y obstruir a la justicia durante la investigación de 'Caso Lewinsky'. La Cámara de Representantes aprobó la destitución de Clinton, pero, una vez más, el Senado salvó el puesto del presidente.

En 1974, en pleno estallido del caso 'Watergate', el Congreso inició los preparativos para realizar un 'impeachment' contra el presidente Richard Nixon, pero el republicano se adelantó anunciando su dimisión por el caso de corrupción más famoso en la historia de Estados Unidos.

La amenaza de iniciar un proceso de destitución es utilizada frecuentemente en Estados Unidos como arma política. Trump no es el primer presidente, ni será el último, en sufrir estos rumores.  "Las amenazas de iniciar un 'impeachment' han sido algo común durante los últimos años" afirma García, "pero luego es extremadamente complicado sacar el proceso adelante". Los rumores de la apertura de un 'impeachment' a Obama por la mala gestión del atentado al consulado de la ciudad libia de Bengasi circularon durante 2014 sin llegar nunca a materializarse. George W. Bush también fue amenazado con un intento de destitución en 2008 que no logró siquiera tener el apoyo mayoritario de la Cámara de Representantes.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pozi
A Favor
En Contra

Sería un escándalo mayúsculo que pudiera tener serias consecuencias en USA, me refiero a sangre en las calles e incluso pudiera contagiarse a Europa.

Puntuación 10
#1
Lluis Renart
A Favor
En Contra

Por favor, ¿podrían hacer un esfuerzo por evitar anglicismos y usar la palabra castellana DESTITUCIÓN, en vez de esta horrorosa "impeachment"?

Puntuación 26
#2
sip
A Favor
En Contra

Esto, y perdonen quien me lea, es simplemente basura. Los demócratas, que son quienes tienen expropiadas las instituciones y la prensa mediática están resultando ser lo contrario que expresa su nombre. A ver, los testaferros de gestión patrimonial profesionalizados que utilizan los políticos senadores congresistas presidentes de los eeuu son verdaderas mafias opacas que, ciertamente, son mas transparentes e imparcial que se traspase a sus hijos, creanme, esto que se dice aquí es pura basura

Puntuación 21
#3
Ulf
A Favor
En Contra

Eso es lo que desearían todos los partidos políticos españoles y todos los medios de comunicación españoles, es decir, el sistema podrido. Trump es alguien que viene a remediar el desastre mundial: quiebra, corrupción, cambio climático, superpoblación e invasión tercermundista. Pero no lo vais a conseguir, a pesar del bombardeo de intoxicación continuo a que está sometida la población. Porque la MAYORIA SILENCIOSA secuestrada le apoya, aquí como en USA, donde ganó por goleada o en el UK de May.

Puntuación -2
#4
Yskander
A Favor
En Contra

El "periodista", Todo un intelectual del sistema



Hara carrera

https://es.linkedin.com/in/jaime-palacios-jiménez-752636129

Puntuación -12
#5
soyyo
A Favor
En Contra

¡Mal perder tiene la izquierda masónica!.

Puntuación 8
#6
julian
A Favor
En Contra

no tenian otra foto peor ?

Puntuación -2
#7
.-.-
A Favor
En Contra

Por qué no puede desligarse de sus negocios familiares para ser presi neutral y el negrito no tuvo que renegar (hacerse un Michael Jackson) de su color para no levantar sospechas de favorecer a los de su ídem ?

Metafóricamente hablando.

Puntuación 3
#8