Politica

EE.UU. dona a Costa Rica dos barcos para la lucha contra el crimen organizado

San José, 22 jun (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos formalizó hoy la donación de dos embarcaciones para el Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica con el fin de fortalecer la lucha contra el crimen organizado, especialmente el narcotráfico.

Los barcos, que serán entregados el próximo año, son dos patrulleras clase Isla, de 110 pies de largo, que serán los de mayor tamaño de los guardacostas de Costa Rica.

La donación, valorada en 18,9 millones de dólares, es la mayor realizada "en décadas" por Estados Unidos al país centroamericano, afirmó en una conferencia de prensa el subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos Internacionales Antinarcóticos y de Cumplimiento de la Ley del Departamento de Estado, William Brownfield.

"Este es un excelente ejemplo del trabajo que podemos lograr cuando nuestros Gobiernos invierten de manera conjunta en seguridad", manifestó Brownfield.

El funcionario estadounidense felicitó a Costa Rica por su lucha contra el narcotráfico y aseguró que las donación de los dos barcos es un reconocimiento por ese esfuerzo.

Brownfield afirmó que las embarcaciones no solo servirán para la lucha contra el narcotráfico, sino también para combatir otras formas de crimen organizado como el tráfico de migrantes, de especies silvestres y de mercancías.

Por su parte, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, destacó los esfuerzos que realiza su país en materia de seguridad, muchas veces sin la tecnología e infraestructura adecuada, y aseguró que las nuevas embarcaciones vendrán a fortalecer el trabajo de los guardacostas.

"Es la colaboración más grande que hemos recibido en muchos años y estos equipos no tienen precedentes. Es una aspiración de larga data controlar nuestro mar patrimonial que es diez veces mayor que nuestra extensión terrestre", manifestó Solís.

El director del Servicio Nacional de Guardacostas, Martín Arias, aseguró que con los dos barcos la capacidad de vigilancia en el océano se incrementará de los 1.200 kilómetros de la actualidad, a más de 5.500 kilómetros.

Arias declaró que no solo se fortalecerá la lucha contra el narcotráfico, sino también las operaciones de protección de turistas, y de búsqueda y rescate de naves y tripulaciones que sufran algún naufragio.

Para operar las nuevas embarcaciones se necesita personal debidamente capacitado, por lo cual 50 oficiales de guardacostas serán formados en los próximos meses en una universidad marítima de Baltimore, estado de Maryland, en Estados Unidos. EFE

dmm/ev/cpy

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin