Politica

Clinton critica a Trump por ser "neutral" en el conflicto palestino-israelí

Washington, 21 mar (EFE).- La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton criticó hoy a Donald Trump, precandidato republicano a la Casa Blanca, por su posición "neutral" frente al conflicto palestino-israelí y prometió, ante el mayor lobby judío de EEUU, que la relación con Israel sería una prioridad de su Presidencia.

"No podemos ser neutrales cuando los cohetes caen sobre barrios residenciales, cuando los civiles son apuñalados en la calle, cuando los ataques suicidas se dirigen a inocentes. Algunas cosas no son negociables", destacó Clinton, favorita para lograr la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre.

"Necesitamos mano firme, no un presidente que dice que es neutral el lunes, que está a favor de Israel el martes y quién sabe el miércoles", añadió la ex secretaria de Estado en la conferencia anual del Comité de Relaciones Públicas Israel-EEUU (AIPAC), principal "lobby" judío de Estados Unidos.

Con un marcado carácter conservador, todo lo que rodea la conferencia del AIPAC tiene siempre que ver con cálculos políticos (todo candidato presidencial pasa por sus focos), pero esa vertiente es más evidente este año por las elecciones presidenciales de noviembre.

Por eso, Clinton prometió en su intervención que una de las primeras decisiones que tomará como presidenta será invitar a la Casa Blanca al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con quien el presidente de EEUU, Barack Obama, ha mantenido una fría relación, especialmente por el pacto nuclear con Irán.

Aunque defendió el acuerdo entre Irán y las potencias del Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, Francia, el Reino Unido, China y Alemania), Clinton consideró que las "provocaciones" de Teherán, como la reciente prueba con misiles balísticos, son "inaceptables y deberían de ser respondidos firme y rápidamente, incluyendo más sanciones".

Los asistentes escucharán hoy a los tres aspirantes republicanos a la Presidencia: el senador por Texas Ted Cruz; el gobernador de Ohio, John Kasich, y el magnate Donald Trump.

El millonario neoyorquino ha molestado a parte de la comunidad judía al reiterar en varias ocasiones que "aunque no hay nadie más pro-Israel" que él, es partidario de mantener una posición "neutral" en Oriente Medio y de encontrar un acuerdo negociado con los palestinos.

En respuesta a estas declaraciones, un grupo de rabinos ha prometido boicotear el discurso de Trump y salir de la sala cuando entre el millonario o permanecer en silencio o incluso leyendo en alto algunos fragmentos de la Torá, libro sagrado del judaísmo.

El senador y aspirante a la nominación presidencial demócrata Bernie Sanders, de origen judío, no participará en la conferencia porque su campaña había programado estos días actos electorales en el oeste de Estados Unidos.

"Obviamente, hay cuestiones que afectan a Israel y a Oriente Medio que son de suma importancia para mí, para nuestro país y para el mundo", reconoció, no obstante, Sanders.

Con unos 5,3 millones de personas, la comunidad judía estadounidense es la más importante después de los 6 millones que viven en Israel y en estos dos países se concentra la mayor parte de miembros de esta confesión religiosa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin