Politica

Chile responde a la segunda nota de protesta de Perú por el presunto espionaje

Santiago de Chile, 1 abr (EFE).- El Canciller chileno, Heraldo Muñoz, confirmó hoy que su Ministerio entregó la respuesta a la segunda nota de protesta que Perú envió a Chile por el supuesto espionaje de tres suboficiales de la Marina peruana.

Así lo expresó Muñoz, después de haber recibido en la terminal aérea de Santiago una ayuda humanitaria enviada por Japón para los damnificados de las recientes lluvias en el norte de Chile.

Al ser consultado por el contenido de la misiva, el jefe de la diplomacia chilena dijo que "estas notas son reservadas, de modo que no me voy a referir a su contenido".

"Hicimos esta respuesta en función de la decisión soberana de nuestros país. Nosotros determinamos cuando entregamos esa respuesta y decidimos hacerlo hoy día, y estas notas como son notas diplomáticas reservadas hay que respetar su contenido", recalcó.

"Lo que si está claro es que deseamos superar este momento y concentrarnos en la agenda positiva, en la agenda de futuro que tenemos con Perú, ese es nuestro propósito, esa es nuestra intención", enfatizó.

Aseguró que el Gobierno quiere cerrar este momento y avanzar a la agenda de futuro, con la esperanza de que "sirva el propósito de avanzar", concluyó.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, aseguró este miércoles que la respuesta que Chile ofrezca a la segunda nota de protesta enviada por Lima el 7 de marzo sobre el presunto caso de espionaje a la Armada peruana "marcará el tipo de relación que quiere tener con Perú".

Humala consideró que el Gobierno peruano ha esperado "un buen tiempo prudentemente, con la idea de hacer todo el esfuerzo para que el Gobierno de Chile pueda asumir la responsabilidad, pedir las disculpas como debe ser y comprometerse a que no se vuelva a repetir".

"Tenemos las pruebas y, además, está la confesión de parte del jefe de inteligencia la Armada chilena", (Óscar Aranda), dijo Humala, en referencia a un mensaje telefónico atribuido al militar chileno, donde supuestamente reconocía las irregularidades.

Tras hacerse público el caso, Perú llamó a consultas a su embajador en Chile el pasado 20 de febrero, cuando también envió una primera nota de protesta pidiendo explicaciones por el presunto espionaje, que fue respondida por Chile, de manera reservada, el 3 de marzo.

La Cancillería peruana replicó el 7 de marzo con la retirada de su embajador y dijo que las acciones de espionaje están debidamente acreditadas, por lo que exigió mayores explicaciones y remitió información complementaria.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin