Politica

El Post dice que no se debe premiar a Cuba por privar de libertad a su gente

Washington, 21 oct (EFE).- El diario estadounidense The Washington Post advirtió hoy de que "no se debe premiar a Cuba por privar de libertad a su gente", en un nuevo editorial publicado en medio de una oleada de artículos en ambos países sobre un posible levantamiento del embargo a la isla caribeña.

El periódico capitalino arrancó citando la más reciente columna del expresidente cubano Fidel Castro para el diario estatal Granma, en el que el Post considera que "se prodigó en elogios" sobre un artículo publicado previamente por The New York Times que pedía el fin del embargo comercial de Estados Unidos a Cuba.

Sin embargo, el rotativo de Washington arremete en su texto de hoy contra el líder cubano por "quejarse" de que el Times mencionara en su reflexión "el acoso a los disidentes y la muerte aún no explicada" de los activistas Oswaldo Payá y Harold Cepero.

"La afirmación de que el gobierno autoritario de Cuba todavía tenía que explicar la muerte fue 'calumniosa y (la) acusación barata', farfulló el señor Castro", señala el periódico.

"Así que, ¿por qué Cuba no ha hecho nada para disipar la niebla de la sospecha que aún persiste sobre la muerte? Si la acusación es escandalosa, entonces ya es hora de que el señor Castro curse una investigación a fondo de lo que ocurrió en una carretera cubana el 22 de julio de 2012. Hasta ahora, sólo ha tenido lugar un burdo intento de encubrimiento y negación", agrega el editorial.

The Washington Post defiende una vez más la versión del político español Ángel Carromero, que estaba al volante del coche de alquiler en el que Payá y Cepero iban a una reunión con simpatizantes.

"Tras el suceso, el señor Carromero fue presionado por las autoridades cubanas para describirlo como un accidente causado por su exceso de velocidad temeraria. Pero la semana pasada (en la que el español visitó Washington), nos reiteró que lo que realmente sucedió es que el coche de alquiler fue embestido por detrás por un vehículo de matrícula estatal", insiste.

Según el periódico, Carromero les mostró en su visita a EE.UU. fotografías del vehículo dañado y los desperfectos no parecían los ocasionados por un accidente causado por exceso de velocidad.

"El embargo de EE.UU. -apunta- se ha relajado considerablemente en los últimos años para permitir cientos de millones de dólares de las exportaciones de alimentos y medicinas, además de los bienes de consumo suministrados a los cubanos por sus familiares en este país. La cuestión es si una mayor relajación es merecida".

El artículo considera que la persecución de los disidentes del régimen "es incesante" y que el hecho de que el estadounidense Alan Gross siga encarcelado en la isla "con falsos cargos" demuestra que los hermanos Castro han hecho poco por limar asperezas.

"El levantamiento del embargo ahora sería premiar y ratificar su intransigencia", asevera el rotativo.

"Una concesión como acabar con el embargo comercial -concluye- no debe darse a cambio de nada. Debe hacerse cuando Cuba conceda una auténtica libertad a su gente, la meta anhelada por el señor Payá".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin