Politica

La izquierda paraguaya protesta contra el primer año de gestión de Cartes

Asunción, 14 ago (EFE).- Grupos campesinos y movimientos sociales continuaron hoy sus protestas frente a los edificios gubernamentales de la capital, dentro de una movilización nacional contra la política del presidente, Horacio Cartes, al cumplirse el primer aniversario de su llegada al poder.

La protesta estuvo secundada por cientos de agricultores pertenecientes a la Federación Nacional Campesina (FNC) y a otras organizaciones que desde la mañana se concentraron frente a ministerios como el de Hacienda y el de Salud Pública.

El objeto de los tres días de protestas que empezaron ayer y terminarán el viernes, es denunciar la gestión de Cartes ministerio a ministerio, para mañana desembocar en una masiva concentración a la que se unirán columnas de campesinos del interior del país.

"La idea es desnudar la política de unos ministerios que actúan a espaldas del pueblo y que, como instituciones del Estado, están muy lejos de las necesidades del pueblo", dijo a Efe Eduardo Ojeda, presidente de la Corriente Sindical Clasista, uno de los grupos organizadores.

Para él, el año de gobierno de Cartes "muestra que sus acciones solo benefician a un sector minoritario compuesto por los agroexportadores y a los especuladores financieros".

Las protestas de esta mañana se detuvieron frente al Ministerio de Hacienda, donde los participantes expresaron su rechazo a la emisión, la semana pasada, de bonos soberanos por valor de 1.000 millones de dólares, una medida que según los convocantes solo servirá para enriquecer a una minoría y endeudar al Estado.

La protesta paró también en el Ministerio de Salud Pública, donde las críticas se centraron en la falta de inversión sanitaria para atender a los paraguayos.

Los grupos convocantes de la protesta, en la que también participa el Frente Guasú, espera la llegada mañana a la capital de miles de campesinos procedentes del interior del país, que se unirán al resto de manifestantes en un acto frente al Congreso.

Como hoy y en días anteriores, los manifestantes volverán a exigir una reforma agraria y a rechazar la Ley de Alianza Público-Privada (APP), que para esos grupos es una privatización encubierta.

Sin embargo, para Cartes, uno de los valedores de la ley recientemente aprobada, y para su Gobierno, la APP está diseñada para atraer capital privado para la inversión en infraestructuras.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin