Politica

Nativos esperan que se haga justicia en Paraguay y les devuelvan sus tierras

Asunción, 22 abr (EFE).- El líder de la comunidad indígena Sawhoyamaxa de Paraguay, Leonardo González, deseó hoy que el Senado vote el próximo jueves a favor de la expropiación de unas 14.000 hectáreas de tierras que pertenecían a su tribu y que desde hace 20 años un empresario de origen alemán se niega a entregarles.

Los nativos confían en que después de más de dos décadas de espera, volverán a recuperar sus tierras, según un comunicado de la ONG Tierraviva, dedicada a defender los derechos de los pueblos originarios de Paraguay.

El Senado paraguayo estudiará el jueves el proyecto de ley que pretende expropiar al rico terrateniente Heriber Roedel las tierras que pertenecían a los indígenas de la etnia Enxet, oriundos del Chaco (noroeste).

El proyecto pretende hacer cumplir una de las tres sentencias que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) emitió en 2006 contra las violaciones de derechos a los pueblos indígenas en el país.

En 2006 la CorteIDH sentenció que antes de tres años el Estado paraguayo debía restituir esas tierras, en manos de Heribert Roedel, condenado en su país en la década de 1980 por estafar a inversores alemanes con un esquema de venta fraudulenta de tierras en Paraguay.

"Estamos con mucha motivación, tenemos fe de ganar en esta ocasión. Creemos que ahora los senadores van a aprobar la expropiación y que en este año el Estado hará justicia con Sawhoyamaxa", manifestó González, líder indígena.

González llegó hoy a Asunción acompañado de unas 50 personas de su comunidad desde el árido Chaco para presenciar el debate y la votación del proyecto el próximo jueves en la Cámara alta.

Cerca de medio millar de miembros de la tribu Sawhoyamaxa han vivido durante más de veinte años en una carretera frente a las tierras reclamadas, incluidas en la estancia de Roedel, un vasto territorio de unas 60.000 hectáreas en total de explotación vacuna, a la espera de que el Poder Legislativo dictamine la expropiación del terreno.

Las tierras que tienen que ser restituidas aún siguen tituladas a nombre de Kansol S.A. y Roswell S.A., firmas del ciudadano alemán.

Según Tierraviva, el Estado Paraguayo es el único en toda la región que tiene en su contra tres sentencias incumplidas de la CorteIDH en materia territorial indígena.

"El cumplimiento de las mismas y la restitución de sus tierras a la Comunidad Sawhoyamaxa es un paso importante que ayudará a subsanar la imagen del país ante la comunidad internacional", reza el comunicado.

La ONG Amnistía Internacional también reclama la aprobación de la expropiación, como también hizo el grupo de música puertorriqueño Calle 13 durante su visita a Asunción hace unos dos meses.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin