Politica

Minoría histórica para la derecha chilena en el Senado al renunciar Horvath

Santiago de Chile, 19 dic (EFE).- La derecha chilena quedó hoy con una minoría histórica en el Senado de 15 de los 38 escaños, al anunciar el senador Antonio Horvath, de la región de Aysén (sur), que deja Renovación Nacional (RN), partido del que ya se alejó durante la campaña para las presidenciales.

Esta renuncia y la nueva situación como independiente de Horvath abre la puerta a que el próximo Gobierno de centroizquierda que encabezará Michelle Bachelet, presidenta electa, pueda aprobar parte de su programa de reformas.

"He presentado la carta de renuncia a un partido donde trabajé lealmente por 12 años (...) eso se ha agotado", dijo en una rueda de prensa Horvath, cuyo distanciamiento con RN, el partido del presidente saliente, Sebastián Piñera, se arrastraba desde hace tiempo.

Regionalista, Horvath representa en el Senado a la patagónica región de Aysén y durante la reciente campaña electoral no apoyó a la candidata presidencial oficialista, Evelyn Matthei.

En la primera ronda presidencial, el pasado noviembre, Horvath fue jefe programático de la candidatura del independiente de derecha Franco Parisi.

Ya en la segunda vuelta visitó la sede de campaña de Bachelet y dijo que tenía más coincidencias con su programa que con el de la conservadora Matthei, única rival de la candidata de centroizquierda, la coalición Nueva Mayoría, que se impuso holgadamente el pasado domingo.

Hoy Horvath estuvo acompañado por el también senador independiente Carlos Bianchi, de la austral región de Magallanes y ambos anunciaron la creación del centro de estudios "Democracia Regional".

"Ahora tenemos que hacer el máximo esfuerzo para recuperar un centro político, vinculado a las regiones, con la clase media, con las personas que se sienten de alguna manera abusadas por la excesiva concentración económica y política", dijo Bianchi.

"Constituimos una nueva fuerza, vamos a ser leales con nuestras regiones", subrayó Horvath, que añadió que "en los temas que haya convergencia vamos a apoyar (al gobierno de Bachelet), pero tenemos nuestro propio ideario".

En la legislatura que comienza el próximo 11 de marzo Nueva Mayoría tendrá 21 escaños y la derecha (ya oposición) 15, a los que se agregan los independientes Horvath y Bianchi.

Tal proporción permitiría a Bachelet, elegida con un 62,16 % de los votos frente a un 37,83 % de Matthei, aprobar varios proyectos importantes de su programa, como una reforma tributaria y algunos aspectos de la reforma educativa que pretende llevar a cabo.

Dicha reforma busca un avance gradual hacia una educación pública gratuita y de calidad, ha señalado la presidenta electa.

Pero deberá negociar con la derecha, que será oposición, para las reformas constitucionales previstas también en su programa y que requieren de dos tercios o tres quintos de los diputados y senadores en ejercicio para ser refrendadas.

En la Cámara de Diputados, de 120 escaños, la relación de fuerzas es la siguiente: Nueva Mayoría, 67; la Alianza, derecha, 49; tres independientes, dos de izquierda y uno de centro; y un liberal.

Por otro lado, Renovación Nacional, que se impuso a la Unión Demócrata Independiente (UDI) su aliado de la Alianza oficialista, en las elecciones parlamentarias, podría perder a una de sus figuras prominentes, el propio presidente Sebastián Piñera, según se ha comentado esta semana en medios políticos.

El actual mandatario, según tales versiones, no reactivaría su militancia en RN una vez que deje La Moneda, el próximo 11 de marzo, sino que se integraría a "Evópoli", un nuevo centro político creado hace poco por colaboradores cercanos y que se proyecta como un nuevo referente de centroderecha.

Desde esa plataforma, que se integraría como tercer componente de la actual alianza oficialista, Piñera buscaría ser nuevamente candidato a la Presidencia en 2017.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin